VLADIMIR CERRÓN REO

0
53

Carlos Iván Landa Kerschbaumer

Con un reo contumaz suelto como Vladimir Cerrón, perseguido por la justicia y acusado de una serie de delitos y oculto para no ser encerrado, un Guillermo Bermejo acusado de robo en un tema de obras, Pedro Castillo entre rejas por su impronta golpista y una serie de delitos de corrupción aleves, exministro de transportes fugado, la izquierda es el peor ejemplo de la convivencia política.

La semana que se fue, tuvo 22 distritos sin agua, por 48 horas, elecciones de renovación de la primera vicepresidencia del congreso, y la tercera vicepresidencia en problemas, movimiento de firmas para revocar al ministro del Interior, persistencia de alegatos ante el TC por un grupo de congresistas castillistas y caviares que no pierden tiempo para enfilar sus baterías contra Boluarte.

¿Ganan algo con esto los legisladores contrarios al régimen de nuestra presidenta? seguro que no, pero es claro que genera réditos políticos, porque a los izquierdistas les encanta ser el centro de la noticia, claro que sí, es por esto que los dirigentes sindicales no viven generalmente de la paz, todo lo contrario navegan en las aguas de la confusión y el deterioro social, solo así están vigentes.

Así las cosas, nuestro país, es un serio candidato de ganar el Óscar de la ineptitud y acciones suicidas, a causa de los malos políticos, el Perú se ha estancado en sus requerimientos de desarrollo y paz, en lo que va de la gestión, se han pulverizado los recursos y la bancarrota se ha hecho presente, un castigo que ni el divino hubiese previsto para sumir en desgracia a pecadores.

En un país carente de valores, todos apuestan a lo personal, de generase notoriedad a costas del impacto noticioso, en Lima, como todos saben, muchos vivieron momentos de pánico ante la posibilidad de la escasez de agua potable, pero la rapidez en que actuó la ministra Hania Pérez de Cuellar calmó los ímpetus, aunque no evitó que la cuestionen por los impresentables del régimen.

Porque en verdad desde la aparición de Sada Goray y Mauricio Fernandini en el quehacer político y mediático, quedó en claro que nada se puede dejar al azahar, no existe crimen perfecto, los muertos y heridos siempre saldrán al frente y resucitarán las tropelías y mala leche, como dejar sin viviendas a gente que ahorró sus recursos para hacerse de una propiedad, un nuevo caso Fonavi.

Empero la ministra obstruye su predicamento, al no poder rescatar al Estado de los brazos de la corrupción que tiene enquistados a funcionarios ocultos de sus ilícitos, es una vergüenza, como todos saben, que el sector Vivienda y Construcción haya sido capturado por la delincuencia castillita, sin que exista un castigo pleno para la mafia, la ministra no podrá hacer el trabajo sola.

Lo que viene es un enfrentamiento sostenido entre acusadores y defensores, por qué está muy claro que los abogados no tienen bandera, no les interesa su reputación, sino ganar dinero a manos anchas, no les importa si tienen que defender a un corrupto, a un violador o un asesino, lo que quieren es plata, sin descubrir la procedencia de dinero ilícito de donde seguro sale sus pagas.

Lo cierto es que el país navega al garete con cada brazada que dan los tripulantes inexpertos donde solo interesa el momento de pescar a río revuelto, la historia actual es de improvisación total, un cuento extraído de la fantasía, generada por el desconcierto de ver morir a la gente sin lanzar un salvavidas, quisiéramos ser niños para pensar que todo es ilusión y debemos ser felices.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí