Emplazan a gobernador regional de Apurímac

Miles de familias de la provincia de Grau, departamento de Apurímac, realizaron un paro de 24 horas demandando el cierre definitivo de una planta procesadora de minerales que vendría contaminando el agua y los recursos naturales de la zona.

Desde las 00 hasta las 12 de la noche de ayer, los pobladores acataron su medida de lucha, asimismo, portando carteles y ollas, marcharon pacíficamente por las diferentes calles de la provincia y pidieron a gritos el cierre de dicha planta que beneficia únicamente a la minería artesanal.

Pidieron que el gobernador regional de Apurímac, Baltazar Lantarón Núñez, cierre de forma tajante la mencionada planta procesadora, ubicada en las alturas de Grau, ya que su funcionamiento vendría contaminando el agua potable y el medio ambiente.

Toda vez que la planta procesadora fue cerrada por la Dirección de Energías y Minas del Gobierno Regional de Apurímac, sin embargo, mediante marchas, los mineros “presionaron” a Lantarón y consiguieron un permiso provisional para operar la cuestionada planta.

ULTIMÁTUM

Sin embargo, la reapertura trajo la progresiva contaminación de los recursos naturales de las comunidades de Grau, lo que generó la indignación de la población que no está dispuesta a tolerar ni un día más el mal proceder de las autoridades.

Los pobladores indicaron que dicho paro es preventivo, pues amenazaron con radicalizar sus medidas si el gobernador Baltazar Lantarón desestima su pedido, ya que el cierre fue determinado por el anterior director de Energías y Minas de Apurímac tras detectar meses atrás esta triste realidad que perjudica a miles de familias. No obstante, por extrañas razones fue removido de su puesto.

POR: Oswaldo T. Paredes Mendoza

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*