Grupos de poder utilizan para descalificar a los que no se alinean a sus intereses

El terruqueo, se condensa en expresiones como: terroristas, vándalos, violentistas, bárbaros y extremistas, en términos más políticos se relaciona al de comunista, izquierdista o senderista.

Por otro lado, el racismo y el desprecio a una clase se resume en palabras como: ignorantes, cholos, indios, indígenas, vagos, etc. esto duele, ofende y agrede, pero, calificar a alguien de terrorista, es mucho más grave, hay detrás de esa expresión mensajes negativos y de estigmatización.

El terruqueo es una estrategia que los grupos de poder utilizan para descalificar a los que no se alinean a sus intereses. Cuando a alguien le dicen terrorista, lo están vinculando con la violencia irracional y extrema, le están diciendo que eres un peligro para la convivencia social pacífica de la comunidad.

Calificar a alguien de terrorista, es una forma de descalificarlo, dejarlo de lado, no tomarlo en cuenta en las decisiones públicas, porque el asunto de fondo es que los grupos de poder lo que buscan es controlar los espacios de comunicación y de poder, buscan sacar de la vida política a los que se oponen a sus planes e intereses.

Terrorista, es un sujeto que actúa irracionalmente, que en el fondo no tiene razones políticas, sino malvadas; por lo tanto, dicen ellos, que es legítimo, al terrorista intervenirlo, exterminarlo, aniquilarlo y hacerlo desaparecer.

En este sentido, el terruqueo tiene un efecto devastador, individualmente te elimina como un actor válido y, colectivamente te anula de tu capacidad de participación, te saca del espacio legítimo de la comunicación, del diálogo y de la discusión sobre asuntos políticos y sociales, te priva del derecho constitucional a la protesta.

Desde el inicio de las protestas, el primer ministro de Boluarte, ayudado por los medios de comunicación afines, manifestaron que detrás de estas movilizaciones, hay grupos de azuzadores y terroristas.

Con este razonamiento los grupos de poder, a través de sus medios de comunicación y utilizando todos los espacios, intentan justificar los asesinatos de lesa humanidad que han cometido.

A la gran mayoría de los peruanos no les afecta el terruqueo, porque no lo son, por eso, ha ido en aumento las protestas en diferentes regiones, el pueblo terruqueado y despreciado, están diciendo en las calles y en los pueblos, que existen, que la democracia también les pertenece y les sirve para ejercer su ciudadanía. (Escribe: Wilman Caichihua Robles)

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*