El cargamento constaba de 381 kilos de clorhidrato de cocaína y 170 kilos de pasta básica de cocaína.

El jefe de la dirección antidrogas señaló que “la imagen (de la Policía) queda dañada” por los cuatro agentes que en vez de llevar el vehículo a la Comisaría de El Tambo, en Ayacucho, lo desviaron a una zona alejada.

El último 14 de julio agentes de la Dirandro siguieron a un camión en el distrito de El Tambo, en la provincia de La Mar, región Ayacucho, en el que se encontró camuflado un cargamento de 552 kilos de droga.

La vigilancia policial fue interrumpida cuando cuatro suboficiales se adelantaron a la intervención oficial y ordenaron de modo irregular el desvío del vehículo de carga pesada hacía otra ruta, en vez de llevarlo a la Comisaría de El Tambo. Debido a este sospechoso acto, efectivos de la Dirandro detuvieron a los agentes policiales.

Leoncio Figueroa, el chófer del vehículo que transportaba los más de 500 kilos de droga, narró su versión sobre lo que le dijeron los agentes detenidos.

‘Tú sabes lo que estás llevando’. Yo le digo no sé nada de lo que me estás hablando, el carro está vacío. Subieron a la tolva del camión y estuvieron revisando y chancando el piso. Luego bajaron los efectivos de la tolva y me dijeron: ‘Ya perdiste, sabemos lo que estás llevando’, declaró Figueroa a las autoridades tras su detención.

Por su parte, el general Raúl del Castillo, jefe de la dirección antidroga, lamentó este suceso por dañar la imagen de la Policía ante la opinión pública. Sin embargo, recalcó que la misma institución intervino a los agentes.

Al ser atrapados en flagrancia, los uniformados detenidos argumentaron, según Del Castillo, que se iban a un apoyo para el traslado de vacunas. “Pero que no lleguen a su destino por una infracción de tránsito resulta incoherente”, calificó el jefe de la dirección antidrogas a las cámaras de América TV.

La autoridad agregó que dichos miembros de la PNP no cumplieron con el protocolo de intervención y que desviaron el vehículo hacia una zona alejada.

Sobre el cargamento, se supo que de los 552 kilos de droga hallada, 381 kilos era clorhidrato de cocaína y 170 kilos, pasta básica de cocaína.

“Esta droga, cuyo valor en el mercado local es de 600.000 dólares, en su lugar de destino iba a costar 25 millones de dólares. Una vez que hubiera sido ya acondicionada y después enviada por la vía marítima, por la ruta que ellos ya manejan”, detalló el director antidrogas de la Policía al referido medio.

En tanto, el Poder Judicial ya solicitó nueve meses de prisión preventiva contra los cuatro policías, identificados como Tony Aylas Cárdenas, Davis Cruzado Mollán, Antonio Jiménez Rivas y Luis Gonzales Muriarte. Según la Dirandro, entre enero y julio del presente año hay 44 agentes policiales investigados por casos de presunto tráfico ilícito de drogas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*