17 abril, 2024

Los actos delictivos no cesan en la Ciudad Imperial

Recientemente, tres profesoras de nivel inicial, que laboran en un centro educativo de la ciudad de Cusco, se enfrentaron a un grupo de ladrones, que pretendía robar su institución educativa, logrando ahuyentarlos y evitar el delito.

El hecho ocurrió en las instalaciones de la Institución Educativa Inicial María Trinidad Enríquez, ubicada en la avenida Libertad del distrito de Wanchaq, hasta donde los facinerosos llegaron en horas de la noche, cortando la luz eléctrica para lograr su cometido.

Al sentir la presencia de los malandros, las docentes se armaron de valor, y escoba en mano, fueron a su encuentro, gritando y amenazándoles a fin de hacerlos retroceder en su propósito.

“Tuvimos que bajar con todo lo que teníamos, palos de escoba y una vara, estábamos asustadas porque somos maestras mujeres, pensábamos que era un corte pero al revisar el vídeo vimos que habían bajado la palanca del medidor”, señaló la profesora, Gloria Gutiérrez, directora del jardín.

La docente presume que los ladrones pensaron que no había nadie en las instalaciones debido a la hora, pero la directora se encontraba con las docentes Merlly Oré y Carmen Rodríguez, en medio del trabajo de una comisión de nombramiento docente.

“Qué hubiera sido de nosotras si lograban su cometido, qué nos hubieran hecho, pedimos más vigilancia en la zona y un mejor alumbrado público, no es posible que estas cosas ocurran en Cusco”, ultimó.

A la revisión de los vídeos de las cámaras de vigilancia, las profesoras comentan que siempre ven personas sospechosas en medio del centro educativo, además de vehículos y hasta camiones que se estacionan en la puerta, solicitaron la contrata de un vigilante.

About The Author

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *