OTÁROLA: NO A REVUELTAS

0
62

Carlos Iván Landa Kerschbaumer

Con pocas cartas en juego, pero con la certeza de seguir dando guerra contra los que desafíen la estabilidad del régimen de Dina Boluarte tras obtenerse la paz, luego de la fuerte crisis política, el premier Alberto Otárola, sacó la cara por la presidenta diciendo que el gobierno no permitirá ninguna otra toma en la capital, enviándole un mensaje a quienes intentan nuevas provocaciones.

Fue luego que la presidenta por sucesión Dina Ercilia Boluarte Zegarra siguiera defendiéndose como lo viene haciendo cotidianamente, en cuanta oportunidad se le presenta, tras las críticas, al hacer uso de la palabra, atacó al expresidente José Pedro Castillo Terrones, culpándolo de los 60 fallecidos, y no tuvo mejor manera que llamarlo asesino y responsable de las acciones criminales.

La presidenta no se guarda nada, al dejar entrever que Pedro Castillo habría sido responsable de los hechos vandálicos registrados tras el anuncio del golpe de estado del 07 de diciembre de 2022 que la hizo recluirse en su casa con temor por su vida, mientras la policía y las fuerzas armadas desatendían las órdenes del expresidente y este marchaba a la embajada de México para asilarse.

Dina Boluarte quien en días pasados indicó que el gobierno no posee tropa y que las acciones operativas las ejecuta las fuerzas armadas, fue conminada a ratificarse por ser responsable política en el orden jerárquico de lo que ocurra en el país, no cesa en su versión de minimizar la acción del gobierno, y delegar las investigaciones al Ministerio Público en busca de la verdad de los hechos.

Recordando sus orígenes, la también exfuncionaria pública del Reniec, y expresidenta del Club Departamental Apurímac con sede en Lima, se apuró a identificarse como una humilde mujer provinciana que llegó al poder para servir y colaborar con la población desde su mandato constitucional, dijo con energía que su antecesor creó asonadas violentas con terribles resultados.

Como sabemos, Dina Boluarte, inmediatamente de ser convocada por el congreso para que juramentara como nueva presidenta del Perú, aseguró que aceptaba la responsabilidad como mandataria porque era consciente que su antecesor propinó un golpe de Estado al país, tras su instalación en la casa de Pizarro, dijo que tendría un gobierno de ancha base en el nuevo gabinete.

La perorata de Boluarte Zegarra, para algunos comunicadores intentaría hacer cambiar el curso de las investigaciones, al retrucar lo que se dice de ella, pues en reiteradas ocasiones algunos manifestantes gritaron a ¡Dina asesina! durante sus visitas a diversas jurisdicciones, a viva voz y “sin pelos en la lengua” dejó entrever por esto hechos Castillo tendrá que enfrentarse a la justicia.

Con la tesis de Boluarte y sus duras afirmaciones, se colegiría que todo habría sido planeado supuestamente por el exmandatario, tras incentivar a sus seguidores a participar de asonadas violentas para echar abajo la institucionalidad democrática de manera violenta y tomar posesión de los activos y bienes del Estado, desde luego, sembrar caos para establecer una clara dictadura.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí