El mote de “antiminera” le cae a pelo a la presidenta del Consejo de Ministros; Mirtha Vásquez Chuquilín, anunció el cierre de operaciones de cuatro minas en Ayacucho, por lo cual los empresarios dejarán de realizar inversiones en nuestro país en un momento crítico por nuestra raleada economía por efectos de la creciente inflación como por protervas decisiones políticas.

Como sabemos, Vásquez Chuquilín con el pretexto de proteger a los manifestantes que enfilan contra los empresarios mineros, ha permitido los actos violentos contra lo propiedad privada que han generado incendios en la zona de influencia, recibiendo el repudio de la clase política y de los medios de comunicación, que desde la objetividad denuncian los hechos criminales sin sanciones.

Su estilo de comunicación pausado es solo apariencia, porque la titular de la PCM es en realidad un personaje que no se vende lo que es, una figura política de doble discurso, capaz de anunciar en el CADE que estimulará las inversiones privadas (mineras y otras) y luego hacer lo contrario, solo unos días le han bastado a la Premier para que anuncie el cierre de 04 minas en operación.

Contra la actitud de Mirtha Vásquez se han pronunciado la Confiep como la Unión de Gremios rechazando la decisión del gobierno que representa la Premier por considerarlo abusivo y arbitrario y viola el estado de derecho y sus principios. Los empresarios rechazaron la intención de frenar la extensión de operaciones de dichas minas, entre ellas dos del grupo Hochschild Mining

Otras minas son las productoras de plata Imaculada y Pallancanta de la Minera Ares -subsidiaria y de las minas Sami SAC y Apumayo. El campamento de esta última pequeña productora de oro fue incendiado a fines de octubre. “Nosotros no tenemos planes de cesar nuestras operaciones, por el contrario, tenemos la expectativa de seguir invirtiendo”, dijo el gerente general de Minera Ares.

“Vamos a esperar una rectificación. De no darse, iremos hasta las últimas consecuencias por el lado legal” dijo el gerente de Ares. Representantes de Apumayo y Sami también dijeron que no tienen un plan inmediato de cierre de sus yacimientos. Según la ley, todas las minas tienen fecha de cierre prevista, aunque estas pueden modificarse teniendo en cuenta nuevos descubrimientos.

La titular del Congreso, María del Carmen Alva Prieto, se pronunció en torno al cierre de cuatro minas en la región Ayacucho, criticando la medida: “El anuncio de la premier Mirtha Vásquez con respecto al cierre de operaciones mineras genera mayor incertidumbre en relación a la posición del gobierno. Insistiremos en defensa de la inversión pública y privada con seguridad jurídica” dijo.

La titular del Consejo de Ministros encabezó una Comisión , conformada por representantes de diversos sectores, que llegó al distrito de Coracora (Ayacucho), para sostener una reunión con autoridades y dirigentes de Lucanas, Parinacochas y Páucar del Sara Sara, cuyas cabeceras de cuenca han sido afectadas por contaminación anunciando el cierre inmediato de las cuatro minas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*