Hornos crematorios. La historia ha evitado que los homicidas que han generado holocaustos o muertes de lesa humanidad sean celebrados en cultos y homenajes, esto es, que sus fanáticos perpetren sus idolatrías y apologías, tras las desapariciones físicas. En esa línea, Hitler, Mussolini y Abimael, es claro que su destino final fue y es la cremación de sus restos mortales a perpetuidad.

Nunca más se debe hablar de estos cruentos personajes en las sociedades para exculparlos de sus atrocidades, como holocaustos, ajusticiamientos y asesinatos en serie, que la humanidad condena, en el caso peruano, el terrorismo quedará sentado en la memoria de los deudos como un proceso criminal despiadado y macabro que nunca debió ocurrir, la criminalidad será siempre abominable.

Está claro que todos los estados deben cuidarse de la penetración subversiva en sus gobiernos, al momento de conformar programas políticos, las ideologías no deben salirse de control y permitir el extremismo famélico por el poder, aspecto que no es aceptado en las sociedades modernas, la reivindicación de los pueblos, más allá de los planteamientos, no debe ocurrir en marco del terror.

En el gobierno actual de Perú Libre, no cabe duda que existe una distorsión de la política, pues se cree que para conseguir los objetivos tiene que hacerse con el látigo o el machete en mano, de manera violenta y radical para infundir miedo, de eso se alimenta la gente subversiva y totalitaria, penosamente los hechos violentos forman parte de organizaciones sociales que actúan al límite.

Se utiliza la expresión “caldo de cultivo” para generar violencia. Esa denominación fue utilizada por el senderismo para perpetrar muertes y crímenes de lesa humanidad y por ende hemorragias mortíferas a los peruanos, mediante acciones espantosas con crueldad; decapitando, cercenando, ametrallando a sus víctimas, si con ello intentaron obtener la captura del Estado, se equivocaron.

Los tiempos cambiaron, las acciones terroristas no son más un medio para alcanzar el poder, se tienen que mostrar argumentos sólidos para convencer a la ciudadanía con sus programas de gobierno que les generen confianza y no temores, las izquierdas en el mundo son moderadas y no radicales, no requieren apuntar a los ciudadanos en la cabeza para penetrarlos con sus ideologías.

Las organizaciones políticas radicales como Sendero y el MRTA en el Perú y las FARC en Colombia no tienen cabida en la sociedad, sus integrantes fueron derrotados por las fuerzas militares cuando intentaron por la vía de la violencia alcanzar el poder, por esto han buscado las acciones democráticas para alcanzar sus objetivos, pero para alcanza<r el éxito no deben ser totalitarios.

La vida en democracia está sujeta a las normas y las leyes que tienen que cumplir los políticos cualesquiera sean sus ideologías, y esto deben asimilar los que alcanzan el poder por vía electoral, terrorismo nunca más, eso lo sabe el gobierno actual, por esto la aclamación de los representantes de los foros que escucharon a Pedro Castillo, quien aseguró apertura jurídica a los inversionistas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*