La muerte de 16 personas, entre ellos 04 menores, a cargo de Sendero-Proseguir, ala de Sendero Luminoso, que fiel a su fundador, continúa con las acciones violentas para alcanzar el poder, la otra es Sendero-Movadef, que busca el camino electoral por el mimo objetivo, como el presente, es un acto execrable que todos los peruanos debemos condenar porque se trata de una crueldad.
La violencia en un país, que trata de conciliarse con sus pobladores, mediante dos opciones electorales, que buscan cambiar el futuro, es una mala señal para la tranquilidad de los ciudadanos, que ahora tienen un cuchillo en la yugular si intentan cerrarle el paso a la izquierda, en su propósito totalitaria, Sendero-Proseguir al dar muerte a gente inocente se aleja de la familia.
Esta facción terrorista ha penetrado en el Vraem desde hace más de una década, y vive de los cupos que cobran a los cocaleros, ha encontrado un gran aliado en el narcotráfico, que el provee de recursos y armas, y entre ellos se protegen, Sendero-Prosegur, autor del reciente crimen contra 16 personas, ha eliminado a cinco integrantes de una familia y calcinado a dos menores de edad.
Teniendo a la muerte como señal de intimidación el hoy llamado Partido Comunista Militarizado del Perú (Sendero-Proseguir) tiene a Víctor Quispe Palomino, camarada José, como el cabecilla de las acciones criminales, que perpetra su organización con feroz crueldad, para hacerse notar el PCP-Militarizado, ya no asesina militares ni policías, prefiere ultimar cobardemente a los inocentes
Desde el inicio de la violencia perpetrada por Sendero Luminoso, siempre ocurrió el binomio terrorismo-narcotráfico, en su oportunidad esta convivencia fue anunciada por el presidente de la república Fernando Belaunde Terry, cuando ejercía el poder (1980-1985) antes del primer gobierno de Alan García, las acciones de Sendero, ponen una vez más en alerta a las autoridades
El candidato Pedro Castillo Terrones, favorito para ganar las elecciones, debería garantizar al Perú, que su participación en 2017 en Movadef-Conare ha sido un tema circunstancial en su actividad sindical representando al gremio de maestros, en su enfrentamiento con el PCP Patria Roja, de orientación maoísta, a los que acusó de alienarse con el poder y olvidar a los maestros regionales.
Castillo como presidente del comité de lucha protagonizó una jornada de gran convulsión social enfrentándose a la ministra Martens quien evitó en todo momento en dialogar con él, teniendo los congresistas que llevarles los recados al dirigente, subiendo y bajando escaleras, la ministra calificó al hoy candidato presidencial como radical, es por esto que no quiso realizar trato directo.
Luego de cuatro años de estas acciones que concluyó con el incremento de sueldos de los maestros, y el término de peroratas públicas, se llegó a un consenso con las autoridades de ese momento, empero, hoy las cosas son diferentes Pedro Castillo, podría ser presidente de la república, pero antes tendrá que dilucidar cuál será su comportamiento con la subversión asesina.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*