Apurímac, cuna de grandes hombres cada vez está haciendo historia con sus hijos e hijas a la fecha muchos de sus intelectuales han aportado para el desarrollo del país en los diferentes escenarios como la política, economía religión, cultura, este último que ha dado luz al incremento de muchos escritores jóvenes que están siendo bien aceptados en el público lector del país como es el caso de Daysy Irene Arévalo Guillen.

En la página cultural del diario la República escrita por Jair Zevallos resalta el contenido del libro, ollas a presión integrado por 22 micro relatos, confirma a Daysy Arévalo como una de las voces más frescas de la literatura del sur del país.

Desde la tierra de José María Arguedas, una escritora apurimeña de tan solo 24 años afila la pluma como a un cuchillo para asestarnos veintidós puñaladas que prometen una exquisita agonía. Se trata de Daysy Irene Arévalo Guillén, natural de Andahuaylas, estudiante de Derecho y Ciencia Política en la universidad Andina del Cusco; aficionada a los viajes y miembro activo de diferentes voluntariados. Su primera novela, Camaleónica (2020), gozó de gran acogida y significó una ventana para la narrativa de su región. Ha sido ganadora del Primer Concurso de Micro relatos “La Nueva Peruanidad”, de la Editorial Aletheya, y ahora, de la mano de Bisonte editorial, nos presenta Ollas a presión, un conjunto de micro relatos cargados de una tristeza atemporal que duelen unas líneas, pero quedan ardiendo por mucho más.

Detrás de la aparente simpleza de una escritura diáfana y desprovista de torpes artificios, los micro relatos de Daysy Arévalo se suman uno tras de otro para apelar a sensaciones muchas veces ni siquiera conocidas por el lector. La intención no es ofrecer una historia acabada, sino arrojar la semilla de la incomodidad en quienes se acerquen al texto para que ellos mismos puedan completarla de acuerdo a las infinitas posibilidades que se presenten.

Ollas a presión hace clara referencia a aquello que está por explotar, pero que se contiene para ofrecer la posibilidad de múltiples lecturas. A lo largo del libro desfilan personajes que aparecen y desaparecen, que exponen sus miedos o sus deseos y que se encuentran en el instante previo o posterior a la promesa de la fatalidad. Cada uno de ellos, acompañados de la expectativa del lector, descubre una parte de sí mismos que parece haber estado velada durante mucho tiempo y que ahora asoma discreta sugiriendo en muchos casos la potencialidad de una desgracia o la explicación ausente que los ha asfixiado durante tanto.

Ollas a presión, que puede verse también como un ejercicio de máscaras o como pequeñas explosiones que detonan hacia adentro, es una muestra interesantísima de la narrativa breve peruana en un subgénero que tiene una tradición vasta y que se ha revalorado es diferentes espacios de la escena local.

Desde nuestro punto de vista ya podemos augurar éxitos a esta joven escritora promesa de la región Apurímac, que con su juventud nos hará deleitar muchas obras en un futuro cercano, pues en su travesía por diferentes lugares del sur del país, así como en otras regiones va recogiendo mucha sabiduría en sus participaciones en feria de libros, ponencias entrevistas.

En dos ocasiones hemos podido observarla tomar nota de cada paso que da para poder sistematizar en producciones literarias que nos podrá hacer vivir momentos especiales de emoción para poder seguir sus escritos en novelas cortas, cuentos u otros que nos sorprenderá a medida que pasen los años.

En Andahuaylas se lleva el Festival Todas las Artes en directa alusión a Todas las sangres, una de las novelas del escritor andahuaylino. El festival va desde el 27 de noviembre hasta el 2 de diciembre de cada año, días en que nuestra tierra recuerda a su hijo predilecto con diversas actividades culturales. Andahuaylas se convierte en punto de peregrinación de artistas e intelectuales de distintos puntos del país; ahora sea motivo para contar con los escritores jóvenes de nuestra tierra en este festival.

Espero que en algún momento alguna autoridad educativa universitaria pueda invitarla a Andahuaylas a esta escritora para que pueda presentar su obra a su vez motivar a los jóvenes en la redacción de ensayos, micro relatos, cuentos que sería fabuloso; finalmente decir hay pluma para rato de Daysy Irene, pronto estos micro relatos estarán al alcance del público lector de Andahuaylas en las principales librerías de nuestra ciudad, quienes se anotan para adquirirlo, leerlo y reflexionar comunicarse al 950868660.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*