El jurista y constitucionalista Javier Valle Riestra, en una entrevista que nos concedió, habló de la realidad de los derechos humanos, y de cómo sólo la conducta de los gobernantes puede procurar la dignidad de sus gobernados: “La constitución, es solamente una declaración de principios y las leyes solo protegen a las élites y por eso los pueblos ven con desprecio el sometimiento a los grupos de poder: Los militaristas han destrozado el orden jurídico como verdaderos atilas”, decía.

Los gobiernos del Perú, sostenía Valle Riestra: “han sido absolutamente insensibles a esta materia; el gobierno de García en particular, cometió los excesos genocidas de los penales y cuando yo investigaba Uchuraccay, Accomarca, recibí la hostilidad de gente de servicio de inteligencia mandada por el propio gobierno conforme lo he denunciado muchas veces”, aseguraba el jurista.

“Democracia y derechos humanos son anverso y reverso del mismo fenómeno, no cabe hablar de democracia y derechos humanos porque algo sale de las urnas y tienen legalidad los que son elegidos.”. Para el tribuno Javier Valle Riestra; la legitimidad hace respetar las libertades, los derechos del hombre son la propiedad, la defensa, derecho de libre circulación y hábeas corpus.

Cuando surgió el Apra en la vida política del país, “se cometieron infinitos atropellos contra los militantes de ese partido que soportaron como héroes, castigos inverosímiles como la lobera; el exilio, el ostracismo, los fusilamientos de Trujillo; es pues, una constante de la política del Perú, la violencia, al desprecio de los derechos del hombre, los derechos consustanciales del ciudadano”.

Para Valle Riestra, los derechos humanos; “no existen porque exista un tribunal constitucional; no existen, porque exista un texto impreso o porque lo hayan aprobado cien constitucionalistas en 1979; existen porque hay una conducta que le da contenido y savia a la norma; eso hicieron quienes intentaron restaurar el orden constitucional. Para que se cumpla se necesita pedagogía”.

Sobre las leyes laborales, de los años noventa, Valle Riestra, asegura que se han desmontando todos los mecanismos que existían al respecto. “Por eso es que las constituciones no pueden tampoco ser explícitas. Las constituciones son una relación de principios; más que una norma jurídica son declaraciones que quieren tener la ambigüedad necesaria para durar eternamente”.

Las constituciones no son reglamento de tráfico, ha dicho un juez británico. “Las constituciones tienen que mutar antes que ser reformadas; la constitución de los Estados Unidos ha tenido 24 enmiendas y muchas mutaciones. Es decir, al mismo texto, se les daba otra significación, pero son pueblos que están asentados en la historia, en la realidad. Aquí existen para minorías, para élites”.

Los pueblos democráticos respetan su sistema constitucional: “Inglaterra no tiene una constitución escrita pero el mundo sabe el valor; el respeto al cimiento del orden jurídico; en cambio aquí; al sur del Río Grande; estos atilas que son los grandes militaristas han destrozado el orden jurídico, fomentando una masa indolente; como el orden no se come; hay que destruirlo”.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*