DINA BOLUARTE ¿SUCESORA?

1
165

Carlos Iván Landa Kerschbaumer

La vicepresidenta del gobierno de Pedro Castillo Terrones, Abog. Dina Boluarte Zegarra, natural de Chalhuanca (Apurímac) fue liberada de los cargos que era investigada por infracción a la constitución (cargos administrativos en la presidencia del club Apurímac y otros) luego que la subcomisión de acusaciones constitucionales a cargo de Lady Camones Soriano, archivará su caso.

Con 13 votos a favor y ocho en contra, el grupo de trabajo parlamentario decidió desestimar las acusaciones contra Boluarte Zegarra, con lo cual quedó expedita la posibilidad de la segunda funcionaria más importante del gobierno, de reemplazar al presidente de la república ante una eventual sucesión, de prosperar la autorización del congreso al Ministerio Público o por vacancia.

Como era de esperarse la mayoría de congresistas que votó por la absolución de la vicepresidenta Dina Boluarte Zegarra fueron de bancadas cercanas a Pedro Castillo Terrones y otras de centro como Acción Popular y no agrupados, lo importante es que con la decisión asumida se cumple con los reglamentos, sin patear el tablero, como viene ocurriendo con el gobierno que desacata la ley.

Este es el panorama político de actualidad, que presenta el país, como corolario de los hechos que preceden a la convocatoria a pleno para el próximo 07 de diciembre de 2022 para discutir la moción de vacancia presidencial, planteado por la oposición y respaldada por legisladores discrepantes con Pedro Castillo, que observan como el presidente continúa con sus provocaciones.

Mientras que el congresista Edward Málaga Trillo, autor de la iniciativa asegura que tiene el compromiso de más de 87 parlamentarios para vacar a Castillo Terrones, en algunos casos por desatención a sus pueblos y/o por la amenaza de disolver el legislativo, el mandatario asesorado por su defensa continúa con leguleyadas ante la convocatoria, para no presentarse a responder.

Empero, para los analistas políticos, la actitud del mandatario es sorpresiva, porque un importante sector de parlamentarios oficialistas u oficiosos siguen jugando a su favor, y en esa lógica, no ven dónde pueda estar el miedo del presidente, mientras tanto corre como reguero de pólvora la probable intervención de las fuerzas armadas en defensa de la constitución y parece no agradarle.

La reciente renuncia irrevocable del exministro de defensa, Daniel Barragán, a pocos días de haber juramentado al cargo, ha puesto los pelos de punta a muchos actores de la política nacional, tales como el almirante Jorge Montoya, de Renovación Popular, que ve en la posición de Barragán, un supuesto golpe de estado encubierto, allí podría estar la respuesta de las interrogantes, anotan.

De otro lado, es importante considerar lo indicado por el presidente de la república, de asegurar que cumplirá su mandato y que nadie podrá interrumpirlo, lo que significa una valentonada del mandatario contra quienes lo investigan por sus acciones ilícitas que involucran a colaboradores y familiares, sus acólitos se atreven a predecir que podría producirse una asonada tras sus acciones.

¿Qué opinas?

1 COMENTARIO

  1. Dina Baluarte llegó a la política de la mano de Cerron y Castillo, y siempre su bandera política fue el cambio de Constitución, ahora seguirá pensando lo mismo o el poder y la ambicia la hace cambiar y todo sigue igual.
    El Perú voto por cambios radicales a favor de las mayorías y estos últimos meses asi demuestra que esos son urgentes, de lo contrario se convulsionara más el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*