Los ministros Félix Chero (justicia) Alejandro Salas (Trabajo) Roberto Sánchez (Turismo) Betssy Chávez (Cultura) se han convertido más que titulares de sus pliegos en “adulones” del presidente Pedro Castillo, cada vez que existen crisis políticas son los primeros en salir con el pie arriba a defender lo indefendible y a tirar cáscaras de plátano para que se saquen la mugre los contrarios.

La desfachatez y las actitudes histriónicas y fuera de la realidad, con que actúan estos sujetos, principalmente los tres primeros, ha hecho que el exministro del Interior Mariano González, de corta presencia en el gabinete por poner al descubierto la mafia enquistada en el gobierno y su plan de obstaculización al jefe de las operaciones Harvey Colchado, los llame “los tres chiflados”

Como reales escuderos de Palacio, estos personajes utilizan argucias y “floro” cada vez que intervienen acompañando al premier Aníbal Torres en las reiteradas conferencias de prensa que convoca el consejo de ministros, tomando la palabra en representación del presidente de la república Pedro Castillo, quien tirita cuando tiene reporteros al frente por su evidente ineptitud.

Los “tres chiflados” han hecho un gran negocio al subirse al carro del gobierno dejando sus partidos de origen, en el caso de Alejandro Salas (Somos Perú) y de Roberto Sánchez (Juntos por el Perú) Betssy Chávez (Perú Democrático) llegaron como congresistas, pero entendieron que la “teta” del Estado es más sabrosa y genera más recursos, por lo tanto mejoraron sus estipendios.

Todo esto tiene como corolario enfilar baterías legales contra las investigaciones que vienen siendo objeto el presidente Castillo y sus asesores, algunos de ellos detenidos por no tener la protección del estado, y otros investigados por su condición de aforados, por sus presuntos ilícitos en la estructura de una supuesta organización criminal desde las sombras como del poder.

Está claro que el gobierno quiere echarse abajo las investigaciones y recientemente amedrentó al presidente de la comisión de fiscalización Héctor Ventura para que deje sin efecto las denuncias por una supuesta traición a la patria y otras investigaciones, para lo cual anunció la presentación de recurso de amparo, en tanto estarán en consulta internacional las denuncias sobre corrupción.

En tanto ha sido puesta al descubierto una organización internacional con las que existen lazos de convivencia política extremista con un personaje ruso como cabecilla de la organización, recientemente el congresista Guillermo Bermejo, aliado de Pedro Castillo, participó con ellos en una reunión política en México, agenda para la que no se le otorgó permiso y podría ir a prisión.

Como sabemos Guillermo Bermejo integra una de las bancadas aliadas al régimen del presidente y es una pieza clave como gestor del proyecto de asamblea constituyente que fue enviado al archivo por el congreso, a través de una nueva constituyente el presidente intentaba cambiar las reglas de juego para permanecer en el poder. Bermejo viene siendo investigado por sus lazos con Sendero.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*