A tres meses de la gestión política del presidente Pedro Castillo Terrones al frente del gobierno nacional (periodo 2021-2026) la incertidumbre en el país no ha alcanzado disiparse del todo, tras la instalación de un primer gabinete con personajes oscuros e impresentables como Guido Bellido Ugarte (presidente del consejo de ministros) e Iber Maraví Olarte (Trabajo) los errores continúan.

El segundo gabinete liderado por la abogada Mirtha Vásquez Chuquilín (Premier) sigue en sus trece, pues existen otros personajes impresentables como Carlos Gallardo Gómez (ministro de Educación y Luis Barranzuela Vite (ministro del Interior) el primero afiliado al Fedate (Federación de Maestros) con vinculaciones a Movadef, el segundo, abogado cercano a Vladimir Cerrón Rojas.

Si bien el gobierno acertó a renovarle la confianza al economista Julio Velarde Flores (presidente del Banco Central de Reserva) ratificado recientemente por el congreso de la república y la designación de tres economistas para que lo acompañen en el directorio del BCR (aún faltan otros tres directores que debe designar el Legislativo) el cambio del dólar continúa siendo intermitente.

Los especialistas al momento de graficar el comportamiento de la divisa norteamericana, la califican como miedosa, porque cualquier situación que se produzca en las decisiones políticas o económicas, resiente el valor de la moneda de cambio, ello se demuestra con las altas y bajas que se producen con el dólar, que no termina de descender tras el alza expuesta por la incertidumbre.

Las recientes críticas realizadas al gabinete de la premier Mirtha Vásquez Chuquilín es una prueba de ello y no solo por el tema de los ministros impresentables que existen en el Consejo de Ministros, sino por la reciente regulación de la cuestión de confianza, la cual siendo constitucional como lo asegura el propio Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez Camacho, aun genera polémica.

Está claro, que cada vez que se sacude el país, ello no siempre responde a algún sismo, sino por las acciones de nuestros políticos que son un real “terremoto” por las repercusiones que existen en nuestra economía, esta situación hace pensar que se requiere mucha ecuanimidad para sostener las decisiones que se pretendan ejecutar en temas tan delicados como la confianza al gabinete.

Otro tema que puede resultar gravitante en el comportamiento de los agentes económicos es el planteamiento de una nueva constituyente por el partido Perú Libre, de producirse esta situación se ahuyentarían las inversiones, y eso lo sabe bien el gobierno, por eso tanto la presidenta del Consejo de Ministros Mirtha Vásquez como el presidente Pedro Castillo dejan el tema en pausa.

Cada vez que tienen la oportunidad de referirse, los actores políticos del gobierno indican que se trata de una propuesta del partido Perú Libre, no del presidente Pedro Castillo Terrones, empero ministros como Aníbal Torres Vásquez (Justicia) afirman que la búsqueda de firmas para generar una constituyente que se realiza en las calles, es un tema que el gobierno actual no debe interferir.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*