¿El pago de una quincena, es más importante que la Patria? es la pregunta que se hacían Rosa María Palacios y Beto Ortiz, antes, durante y después, que el congreso de la república, diera el voto de confianza al Gabinete Bellido, por 73 a 50, otra vez Acción Popular quedó en deuda, y qué decir de Alianza Para el Progreso, que aludió a la democracia para establecer su decisión política.

La verdad es que nadie ya cree en AP, porque cada vez que toma una resolución, no tiene un planteamiento claro, su bancada siempre divide sus votos, respecto a Alianza para el Progreso sorprendió su acercamiento a Pedro Castillo, la vez que lo visitó, encabezado por el presidente del partido, César Acuña Peralta, a su salida evitó dar declaraciones comprometidas, así es la política.

No hay que olvidar las negociaciones previas a las elecciones de la mesa directiva, donde estos partidos perdieron la real perspectiva, al intentar negociar con Perú Libre, pero no obtuvieron los resultados esperados, por efectos del proyecto de la Asamblea Constituyente, lo que no fue aceptado, eso fue lo que se dijo en ese momento, pero no hay como probar si esa era la coartada.

Luego todos sabemos que Acción Popular, impuso quedarse con la presidencia de la mesa directiva, contando con el apoyo de Avanza País y Podemos Perú, Renovación Popular no aceptó la propuesta, prefirió ir en solitario, quien sí lo hizo fue Podemos Perú, y si AP está hoy en la mesa directiva, es porque contó con apoyo de Fuerza Popular, luego decidió votar contra la confianza.

Todo esta introducción la hacemos para demostrar cómo se realiza el juego político en el país, donde los intereses superan a cualquier ideología, la lucha a favor de la democracia y contra el extremismo, parece una historia trasnochada, Fuerza Popular, a través de su lideresa decidió no seguir en la lucha y terminó aceptando la victoria electoral de Pedro Castillo, todo un cambalache.

Ahora nos encontramos en otro escenario, la oposición hoy está representada por Renovación Popular, Avanza País y Fuerza popular, el partido Morado- Somos Perú se incluye por su disgusto con el oficialismo de no considerar a los LGTB, en tanto el Premier Bellido no debe cantar victoria, porque sigue manteniendo una posición misógina y oprobiosa contra la mujer, generando odios.

En tanto, no está claro qué puede pasar con la gobernabilidad, porque en el Perú, es muy fácil pasar de la felicidad a la desventura, está claro, que en este momento con el voto de confianza existe una suerte de luna de miel, pero nadie puede prever el futuro, la tradición señala, que tanto el ejecutivo como el legislativo han tenido una pésima relación, que es muy difícil cambiarla.

Lo que sigue, es una gran meditación, ante el pedido de facultades legislativas, porque el gobierno de Pedro Castillo si bien debe acceder a esta figura reglamentaria, lo cierto es que el congreso de la república tendrá que pensarlo mucho, porque asumirse medidas económicas irresponsables pondría en riesgo la estabilidad, lo otro está relacionado a la seguridad nacional que genera temor.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*