Desde que inicio a gobernar Baltazar Lantaron Núñez la Región Apurímac, no contaba con equipo técnico, solido, de garantía y que conozca de gestión pública; uno de los sectores que fue afectado por estos cambios de confianza permanente fue la Dirección de Salud Apurímac II.

A la fecha han pasado en la gestión de la DISA Apurimac II Wilber Huamán, Julio César Rosario, Porfirio Núñez, Jesús Ayquipa, Kiffer Bazan; lo más indignante fue la gestión de Bazan que en este año a partir del mes de marzo a setiembre 2021 ha cambiado 07 Directores de Recursos Humanos, 05 administradores, 05 planificadores, en la DES (Dirección Ejecutiva de Salud de las Personas) han pasado otros 05 funcionario y justamente estas áreas con mayor importancia y de asesoría se ha convertido en inestabilidad para los que trabajan y los que asumen, porque la sombra de los cambios está a boca de jarro.

Kiffer Bazan Obstetra de profesión no pudo gerenciar esta institución, ha discriminado a las mujeres en varias áreas de la DISA, y su gestión ha abandonado la atención integral en los establecimientos y puestos de salud. De su ámbito de atención.

El Frente de defensa fiscalizador de Andahuaylas, ha hecho llegar denuncias al propio Gobernador en la reunión desarrollado el lunes 04 de octubre en el auditorio de esta institución exigiendo el cambio inmediato del Director Bazan, para lo cual propusieron que la Dirección de la DISA debería asumir los propios profesionales andahuaylinos que si tienen la capacidad en gestión y conocen la problemática de salud de nuestra tierra chanka y no es necesario importar funcionarios de otras regiones.

En esta reunión Lantaron defendía a capa y espada a este mal funcionario charapa, hasta con amenazas de ser querellados, pero los propios trabajadores presentaron pruebas sobre las malas decisiones realizadas en su gestión por traer funcionarios sin experiencia que solo estuvieron por currículo, el cargo les quedo alto, solo fueron a prender y no sabían nada de las áreas asignadas por lo cual no se venía logrando los objetivos y lineamientos del sector salud a nivel local, regional y nacional.

Lantaron indico que no aceptará ningún tipo de amenazas por parte del frente de defensa y fiscalización de Andahuaylas, el gobernador indico si tomo una decisión será sin presión; ante esta situación la exigencia fue más de parte de los trabajadores, pero se veía en el rostro del profesor los cambios de color de su piel.

Han pasado 72 horas de esta reunión con los trabajadores, por lo cual al parecer el profesor Lantaron ya tomo una decisión oficial de nombrar a un nuevo Director de la DISA Apurímac II que en las próximas horas estaría asumiendo esta responsabilidad para poder acelerar el cumplimento de los cronogramas de vacunación, ejecución del presupuesto asignado, la atención integral en los centros y puestos de salud y defender la categoría de esta institución que es amenazado para ser rebajado de categoría.

Es importante que el nuevo director que asumirá se rodee de profesionales administrativos de experiencia y con ganas de contribuir a su institución, que si existe dentro de la DISA Apurimac II que fácil podrían coadyuvar para una mejor gestión y recuperar el sitial que tiene esta institución a nivel nacional.

De acuerdo a la función pública Ley 27815 se espera que esta nueva gestión que asumirá cumplan con el Artículo 6.‐ Principios de la Función Pública El servidor público actúa de acuerdo a los siguientes principios: 1. Respeto Adecua su conducta hacia el respeto de la Constitución y las Leyes, garantizando que en todas las fases del proceso de toma de decisiones o en el cumplimiento de los procedimientos administrativos, se respeten los derechos a la defensa y al debido procedimiento. 2. Probidad Actúa con rectitud, honradez y honestidad, procurando satisfacer el interés general y desechando todo provecho o ventaja personal, obtenido por sí o por interpósita persona. 3. Eficiencia Brinda calidad en cada una de las funciones a su cargo, procurando obtener una capacitación sólida y permanente. 4. Idoneidad Entendida como aptitud técnica, legal y moral, es condición esencial para el acceso y ejercicio de la función pública. El servidor público debe propender a una formación sólida acorde a la realidad, capacitándose permanentemente para el debido cumplimiento de sus funciones. 5. Veracidad Se expresa con autenticidad en las relaciones funcionales con todos los miembros de su institución y con la ciudadanía, y contribuye al esclarecimiento de los hechos. 6. Lealtad y Obediencia Actúa con fidelidad y solidaridad hacia todos los miembros de su institución, cumpliendo las órdenes que le imparta el superior jerárquico competente, en la medida que reúnan las formalidades del caso y tengan por objeto la realización de actos de servicio que se vinculen con las funciones a su cargo, salvo los supuestos de arbitrariedad o ilegalidad manifiestas, las que deberá poner en conocimiento del superior jerárquico de su institución. 7. Justicia y Equidad Tiene permanente disposición para el cumplimiento de sus funciones, otorgando a cada uno lo que le es debido, actuando con equidad en sus relaciones con el Estado, con el administrado, con sus superiores, con sus subordinados y con la ciudadanía en general. 8. Lealtad al Estado de Derecho El funcionario de confianza debe lealtad a la Constitución y al Estado de Derecho. Ocupar cargos de confianza en regímenes de facto, es causal de cese automático e inmediato de la función pública.

Espero que esta institución que propala personas que atienden personas se cumpla en todos sus extremos este lema, así sea.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*