El Perú celebrará este 28 de julio sus 200 años de independencia y para ello se tiene programado una serie de actividades a través del Proyecto Especial Bicentenario que tiene como finalidad recordar esa fecha tan importante y, a la vez, imaginar, hacer y conmemorar el país que todos queremos.

Pero para conmemorar esta fecha tan importante es necesario recordar que nada hubiera sido posible sin la fortaleza y valentía demostrada por Túpac Amaru, Micaela Bastidas, Mariano Melgar o José Olaya, entre otros próceres y precursores que siempre desearon un Perú independiente y unido.

 

De esta manera, el Bicentenario tendrá obras emblemáticas y grandes ceremonias de conmemoración, pero, sobre todo, tendrá espíritu común y compromiso. También habrá palabras, acuerdos y encuentros.

 

Estas actividades se efectuarán a pesar que durante los últimos meses el país ha atravesado duros momentos respecto a temas sociales, económicos y políticos, pero con el Bicentenario se busca impulsar proyectos, iniciativas y propuestas que tienen como única finalidad la unión del país y de todos los ciudadanos.

 

El Bicentenario involucra acciones en un espacio público, recursos digitales, programación televisiva, así como estudios analíticos sobre la situación de valores y factores decisivos para la convivencia ciudadana. Todo ello requiere de ejes importantes que ayuden a la realización de la programación establecida. Así tenemos:

 

  1. Integridad

Un país que fortalece sus instituciones democráticas, activa todos los mecanismos para la lucha por su integridad y entiende a la corrupción como un lastre para el desarrollo.

  1. Igualdad de oportunidades

Un país que acorta las brechas de pobreza y desigualdad, con avances importantes en infraestructura y reformas sociales que ponen en el centro a las personas. Un país que combate con firmeza la violencia de género y forja espacios de convivencia libres de cualquier discriminación e intolerancia.

  1. Diálogo y reconciliación

Un país dialogante y en paz en el que se promueven y consolidan espacios de encuentro y reconocimiento en pro de que vivamos una ciudadanía solidaria, justa y dialogante.

  1. Sostenibilidad

Un país que valora su megadiversidad y concibe el desarrollo como indesligable del cuidado del medio ambiente. La conservación ambiental es un valor ciudadano básico transversal, inculcado desde la infancia y abordado de manera intersectorial desde el gobierno.

  1. Integración y competitividad

Un país que se sitúa a la vanguardia del desarrollo social en la región. Al interior del país, forjamos una nación integrada y conectada, se fortalecen los mecanismos para el trabajo articulado entre sectores y regiones en favor de una visión geopolítica común.

  1. Identidad y diversidad

Un país con identidad que construye su historia y toma como base su poderosa cultura milenaria, así como su diversidad cultural como fuente inacabable de creatividad. El Perú del 2021 hace, de un acontecimiento histórico ejemplar, un motivo para pensar y tomar perspectiva del tipo de nación que se quiere ser de cara al futuro.

 

Este 2021 el Perú cumple 200 años de vida independiente y para ello se vienen programando una serie de actividades en varias partes del país y que estarán a cargo de las distintas autoridades nacionales, regionales y locales para rendir este homenaje.

Amigos, este 28 de julio, y hace 200 años, significa en todo caso la ruptura política del Perú con España y su monarquía, luego de casi 300 años de dominio hispano. Esta “independencia” puede verse como un recodo en el camino a una libertad que surge del esfuerzo colectivo; es una de las tantas fases de un esfuerzo enorme que tiene su punto de partida en una serie de estallidos rebeldes en varias provincias del Perú (los próceres y precursores), hasta que un libertador del país vecino don José   de San Martín, enunciará,  “Que el Perú desde ese entonces era un país libre e independiente por la voluntad de los pueblos y de la causa que Dios defiende”.

Entonces amigos, los 200 años de “independientes y libres”, está teñido de muchas y quizá hasta fatídicos  sucesos que hicieron tanto daño a nuestra nación, hechos como la infausta guerra  del pacífico (la guerra con Chile), que no solamente consistió en  enfrentar al enemigo del sur, sino luchar contra los propios gobernantes del nuestro país que aprovecharon para robarle y traicionar al Perú en plena guerra; así discurría la vida republicana de nuestro país, pero seguido de las guerras civiles para acceder al gobierno; los conflictos sociales y el acecho del terrorismo, marcaron en la historia y dejaron en suma a nuestros país, pobre, en la miseria y desgracia. El pueblo peruano común y corriente nunca gozó de su libertad, esa condición humana de que NO es esclavo, de que tiene el derecho   como valor superior y que asegura la libre determinación, el libre albedrío… y esa nunca se tuvo. La libertad y la independencia siempre fue sólo un concepto bien elaborado por quienes ejercen el poder; pero siendo más prolijos y minuciosos, hasta ahora, así seguimos.

En fin, amén sólo de las elucubraciones mentales , nos aprestamos a “celebrar” el bicentenario, los dos cientos años de la independencia, tal vez siendo más sometidos y esclavos  de los que ejercen el poder,  y hasta replicando los sucesos del siglo diecinueve y mitades del siglo veinte, las guerras internas para acceder al  gobierno y al poder; nos preparamos para festejar los 200 años de independencia y libertad, cuando somos subyugados, presos de hasta de nuestros propios “sueños”; entonces será este un festejo, seguro estamos, “De dientes para afuera”, PARA SIMULAR a fin de que el vecino no nos critique

 

Sólo queda más bien, en la conciencia y actitud de cada uno de ser “libres” e “independientes” y traducir este concepto en la contribución para el desarrollo y progreso de nuestros pueblos sin ambages ni traiciones, más bien, compromiso, lealtad y rectitud, y por siempre prime el amor por nuestra patria, abrazos a todos en esta semana patriótica.

Finalmente, el objetivo es tener una nueva y mejor ciudadanía que esté preparada para afrontar los desafíos de este siglo. Por este motivo, el Proyecto Especial Bicentenario del Ministerio de Cultura ha tomado este acontecimiento histórico para diseñar e implementar un plan estratégico de acciones que respondan a lo que el país requiere. Ahora usted como ciudadano en casa ¿cómo celebrará este Bicentenario? La respuesta lo tiene en boca de jarro, pronúncielo, así sea.

 

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*