Abrumado por las críticas, el denominado “canciller de la muerte” (versión de Beto Ortiz) Héctor Béjar Rivera (86) fue obligado a dimitir; el también escritor, sociólogo y artista plástico peruano y catedrático de la Universidad de San Marcos, había atravesado todos los límites, enfrentándose a la Marina de Guerra del Perú, la que mellada en su honor, presionó, para el desafuero del político.

Las versiones de la salida del excanciller son diversas, para algunos fue el presidente Pedro Castillo Terrones, quien le solicitó su renuncia, para otros fue el presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido Ugarte, el encargado de plantearle su dimisión, empero, un comunicado oficial señala que Héctor Béjar, renunció irrevocablemente al cargo, tras la crisis, por sus declaraciones.

El otrora jefe de la diplomacia peruana fue renuente a una presentación pública para presentar su descargo, respecto a que sus palabras habían sido sacadas de contexto (las evidencias son claras; cometió excesos, contra la Armada peruana, configurando un hecho aislado, en perjuicio de la institución) según versiones “fue colocada una bomba en casa de un jefe previo a asumir el cargo”.

Héctor Béjar una vez que se alejó de la responsabilidad de Torre Tagle (la casa de la diplomacia) como un ave feliz que extiende sus alas para volar mencionó la expresión: “Vuelvo a ser libre”, pero también señaló “La lucha continúa”, si bien no presto declaraciones a los medios nacionales si lo hizo ante “Prensa Latina”, medio de comunicación de Cuba, emparentado ideológicamente.

Al declarar el exguerrillero enfiló sus baterías contra la Marina de Guerra, Héctor Béjar indicó, que “hay un grupo en la Marina y en la ultraderecha peruana, que quiere evitar a toda costa que el Perú tenga o vuelva a tener una política exterior independiente y soberana”. Añadió que una de sus acciones como titular de la Cancillería hubiera sido levantar las sanciones contra Venezuela”.

Empero, pese a su dimisión, el exministro de Relaciones Exteriores Héctor Béjar Rivera, recibió una serie de adhesiones de representantes de “Perú Libre”: Vladimir Cerrón lamentó que dejara el cargo y cuestionó sobre la posibilidad de encontrar otra persona que “esté a la talla”. “Un canciller como Béjar será difícil de encontrar para nuestro país, nunca lo tuvimos, nunca lo tendremos”

El congresista Guillermo Bermejo lamentó la renuncia de Héctor Béjar a la Cancillería indicando que hubo una “presión mediática injusta” para “criminalizar” a “cualquiera que no piense como la derecha”., otros miembros de la bancada oficialista, incluso de “Juntos por el Perú”, reaccionaron contra la salida del excanciller, diciendo que existían otros temas más importantes que desarrollar.

También hubieron posiciones distintas: “La renuncia de Héctor Béjar sirve para fortalecer la confianza”, sostuvo la bancada de Avanza País. José Williams indicó que “buena parte de la población” desea otros cambios en el Gabinete. El alcalde de Lima Jorge Muñoz, dijo que la renuncia evidencia que el país requiere de “autoridades comprometidas con la gobernabilidad”.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*