ATACAR LA CORRUPCIÓN

0
154

Carlos Iván Landa Kerschbaumer

Las autoridades electas en las recientes elecciones regionales y municipales de 2022 tienen que tener muy en claro, entre sus objetivos, la ejecución de estrategias en una lucha sin cuartel contra la corrupción, para lo cual requieren tomar medidas que establezcan líneas de conducta ejemplares a la que deben someterse todos los funcionarios y autoridades locales.

La actualidad demuestra a cada momento, cómo se han estado dando las cosas para cumplir con el clientelismo popular, que significa distribuir recursos a quienes apoyaron la campaña que hizo posible el triunfo de los gobernantes de turno, en todos los pasos que den las autoridades, deben tener en cuenta que no deben atropellar las normas para sus acciones.

Todos estamos de acuerdo, que la solidaridad debe reflejarse en cada acción que realizan los seres humanos por sus semejantes y eso está contenido en el espíritu de cada cristiano, en un mundo de penurias no cubiertas, los políticos intentan poner equidad y atacar la pobreza que existe en nuestro medio, pero, no debería vulnerarse el estado de derecho de nuestro país

La corrupción está instalada desde hace mucho tiempo en el país y esto se demuestra en la serie de gobernantes que han purgado cárcel por efectos del dinero mal habido, generando así una pésima imagen al Perú, y a quienes fueron los protagonistas en los casos de robo de recursos del estado, hoy un gobernante es investigado por ser parte del crimen organizado.

La ley castiga con dureza a todo acto de corrupción en todos los países del mundo, y aunque las constituciones han sido muy benévolas para castigar a una autoridad que se encuentra con mandato vigente, pese a los delitos que se les involucra, lo cierto es, que un castigo popular es más contundente que una sentencia legal, nadie debe vanagloriarse que el poder es supremo.

Las sociedades modernas rigen los destinos de sus pueblos desde las urnas con los poderes que les otorga la ley, desde ahí dirigen la política institucional, y se constituyen en gobernantes, a quienes los ciudadanos tienen que subordinarse y cumplir con lo dispuesto en las normas de la constitución política, pero las villanías desdibujan cualquier crédito político.

Luis Alberto Sánchez, político, académico e historiador aprista, hablaba del derecho al pataleo, como una manera de enfrentar la arbitrariedad y el abuso contra los gobernados, a diferencia de los países de Europa en Latinoamérica no existen reinados ni principados, de manera que cuando los gobernados son abusados por un régimen corrupto tiene el derecho de enfrentarlo.

En marco de todo esto, lo que sigue es que si se trata de hacer justicia e historia en el país, no basta atacar a los actores políticos, sino a las acciones que estos realicen al frente de sus cargos, no se puede caer en odios ni venganzas, solo debe aplicarse lo que la ley ordena, si se trata de corrupción, no importa simpatía ni popularidad ,los corruptos deben ser sancionados.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*