Los resultados oficiales del reciente proceso electoral, con los candidatos que han sido electos en una sola elección, demorarán algún tiempo para revelarse, por la serie de impugnaciones que se presentan y que requieren del análisis y resolución de los jurados especiales y ulteriormente del Jurado Nacional de Elecciones, que deberá oficializar a los ganadores del proceso a nivel nacional.

En tanto, detrás de cada partido se encuentra una multitud de adherentes y simpatizantes que hacen fuerza para que la nueva gestión sea acreditada y consigan trabajo, para algunos, la política, los triunfos partidarios y las campañas realizadas, son fuentes de ingresos y una gran posibilidad para sentir que tienen aseguradas sus vidas, eso pasa en cada proceso electoral en nuestro país.

Empero para conocerse la totalidad del proceso electoral tendrá que esperarse hasta diciembre 2022 porque existen jurisdicciones regionales donde los candidatos no han alcanzado el 30 por ciento de los votos, por lo cual recién culminada la primera parte del proceso con los candidatos ya electos en los procesos municipales y regionales, se convocará a la segunda vuelta del proceso.

Las cosas están puestas así, el reglamento electoral señala que solo los candidatos a las alcaldías de las municipalidades y las listas de regidores se definen con cualquier cifra en una sola vuelta, con los espacios que se requieren para la aplicación de la cifra repartidora, en tanto reiteramos los candidatos a gobernadores regionales tienen que esperar al final si las cifras no los acompañan.

Eso es lo formal, ahora nos preguntamos, qué vienen haciendo las autoridades municipales que han sido electas en otra jurisdicción y que pese a ello, al no darse los resultados oficiales han regresado a sus cargos para cerrar sus gestiones, lo que podría generar suspicacias habida cuenta que en algunos casos, tienen que entregar el acervo a las autoridades electas del propio partido

Ese es un tema que quizá los electores no han reparado y los jurados electorales se han dejado estar, pese a la probidad que se les conoce a las autoridades que aun permanecen en los cargos municipales, no parece ético que continúen en la gestión, cuando se requieren hacer inventarios y auditorías a las autoridades salientes, para conocer cuál es el estado de los proyectos ejecutados.

Lo cierto es que algunas autoridades que han sido electas se encuentran atrapadas en la ley electoral, que te dice y no te dice que has logrado la victoria, porque las cifras si bien pueden estar de lado del candidato, es solo un indicador, mientras no se haga pública su elección, qué dicen los mismos sobre ello: “No estamos en condición de realizar acuerdos, mientras no se nos oficialice”.

Por lo visto, estamos ante autoridades de papel, que sabemos que son nuestras, pero además son ajenas, para comprometerlas en proyectos que necesita el país y las ciudades del interior, donde han sido electas; nada sirve, proceso electoral, boca de urna, publicaciones virtuales, si todo esto no está expresado en blanco y negro y puesto sobre la mesa, para que lo anunciado tenga efecto.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*