Escribe: Carlos Arévalo

Mediante la Resolución Nº 234-2009-ANR de fecha 19 de febrero de 2009, se instauró y oficializó en el Perú el 11 de julio de cada año como el «Día del Docente Universitario» documento que fue firmado por el Dr. Elio Iván Rodríguez Chávez, ex presidente de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), cuando se encontraba aún vigente dicho organismo, para homenajear y reconocer la labor académica que desempeñan los profesionales de diversas disciplinas del conocimiento en la formación de profesionales en las universidades públicas y privadas.

La instauración de dicha fecha fue solicitada por la Federación de Docentes Universitarios del Perú (FENDUP) a la Asamblea Nacional de Rectores, mediante Oficio Nº 001-2009-FENDUP de fecha 5 de enero de 2009 y luego del trámite administrativo correspondiente fue aceptada la propuesta y oficializada la fecha solicitada, mediante la resolución antes mencionada.

El motivo por el cual se ha escogido al 11 de julio para celebrar el «Día del Docente Universitario», no se ha indicado fehacientemente, ya que en los considerandos de la resolución solo se menciona que «la celebración del Día del Docente Universitario viene efectuándose por tradición en las universidades nacionales, sintiéndose la necesidad de que sea instituida oficialmente», se sabe que la motivación principal habría sido hacer un deslinde con los docentes o profesores de la educación básica, quienes sí estudiaron la carrera de educación en universidades o institutos pedagógicos.

Esto obedece a que años atrás hubo varios casos en que algunos docentes universitarios de distintas carreras (ingenieros, arquitectos, abogados, etc.), se incomodaban cuando algunos estudiantes les saludaban el 6 de julio y molestos contestaban: «No Soy Maestro», existiendo aún algunos casos similares en la actualidad; sin embargo, cabe precisar que los docentes universitarios que no son educadores de profesión, en la universidad no se están desempeñando como ingenieros, haciendo obras, arquitectos realizando diseños, abogados litigando en una corte, etc. sino que enseñan cursos relacionados a su profesión y por tanto ejercen la función o el rol de docentes.

Asimismo, ser maestro implica estar en un nivel excelso entre quienes ejercen la docencia, independientemente de la profesión que se ostente o del nivel en el cual enseñe, ya que dicha denominación (Maestro) hace alusión a quienes se abocan a enseñar con una gran dedicación, con un gran compromiso, haciendo uso adecuado de la didáctica y demostrando experticia o maestría (no se refiere al grado académico) en su desempeño como docente, por lo cual sus enseñanzas y ejemplos trascienden más allá de las aulas y del tiempo; ya que saber mucho de la profesión no necesariamente implica ser buen docente, por eso se escucha decir a algunos discentes: «ese profe no sabe llegar al estudiante» o «no se deja entender».

Por otro lado, mediante la ley N° 30220, Ley Universitaria, publicada el 9 de julio de 2014, se estableció en su 7ma. disposición complementaria final, que el 12 de mayo de cada año se conmemora el «Día de la Universidad Peruana» y no se menciona en ninguno de sus artículos, algo sobre el «Día del Docente Universitario»; en consecuencia, la Resolución Nº 234-2009-ANR de fecha 19 de febrero de 2009, con la cual se instauró y oficializó en el Perú el 11 de julio de cada año como el «Día del Docente Universitario», sigue vigente, ya que la ley mencionada, a pesar de ser de mayor jerarquía legal, no se contrapone a la norma administrativa (Resolución), ni tampoco la deroga.

Respecto a la denominación oficial de quienes ejercen la docencia en las universidades, la ley N° 30220, ley universitaria vigente, en sus artículos 79, 80, 81 y otros les considera como docentes, pero, en los artículos 83 y 84, con los cuales se detalla la forma de promoción en la carrera, se les considera también como profesores y se les asigna como funciones la investigación, el mejoramiento continuo y permanente de la enseñanza, la proyección social y la gestión universitaria, en los ámbitos que les corresponde.

En consecuencia, se reafirma y precisa que lo que realizan los diversos profesionales en las aulas universitarias son funciones de docentes o profesores.

Por tanto, considero que si un estudiante le dice maestro a su docente universitario, esto en vez de ser tomado de mala manera, debería ser considerado como un honor, ya que dicho término (Maestro) tiene una connotación mucho mayor a profesor o docente; además, si se trata de celebraciones, el docente universitario tiene hasta tres fechas para festejar durante el año y estas son: el 11 de julio (Día del Docente Universitario), el 12 de mayo (Día de la Universidad Peruana) y el 6 de julio (Día del Maestro).

Es importante también recalcar una de sus tareas del docente universitario que constituye la enseñanza definida como una actividad compleja caracterizada por ser “multidimensional, simultánea, inmediata, impredecible, sometida al público” (Doyle, 1986) en la que intervienen una serie de variables. En este sentido, es importante lo señalado por Zabalza (2003) quien afirma que “todos los profesores universitarios necesitamos un conocimiento profesional de la docencia”. Esto refiere la actualización permanente de los conocimientos de las áreas disciplinares y una sólida formación para la buena enseñanza que le permita planificar, conducir, acompañar y evaluar el proceso de aprendizaje de los estudiantes; incorporando la tecnología y diseñando y usando materiales pertinentes. Un docente capaz de motivar e involucrar a sus estudiantes en su propio aprendizaje; que genere situaciones significativas para un aprendizaje profundo.

La investigación como actividad fundamental de la universidad puede darse en dos niveles: En el primero el docente investiga la propia practica para la mejora continua y permanente de la enseñanza y genera saber pedagógico didáctico a partir de la experiencia, “mediada por una reflexión en y sobre la acción” (SCHÖN, 2010). En el segundo nivel, el docente que investiga para “generar conocimiento de alta rigurosidad, a través de la investigación básica o aplicada. Esta se articula con su entorno inmediato de manera que permite resolver los problemas locales, nacionales”

Finalmente, saludo a todos los docentes de las universidades públicas y privadas que asumen responsablemente la tarea de formar a los nuevos profesionales de calidad que demanda la sociedad actual.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*