Agentes se desplazan para resguardo y traslado de vacunas y transporte gratuito a vacunatorios

La Policía Nacional del Perú (PNP) se ha convertido en un actor fundamental para el buen desarrollo del proceso de vacunación contra la covid-19, apoyando en diversos frentes a escala nacional, en simultáneo con su incesante labor en bien de la seguridad ciudadana.

Desde la llegada al Perú del primer lote de vacunas, personal policial ha brindado resguardo al traslado y distribución de las dosis hacia diversas zonas del país, incluso por vía aérea en aviones de la institución, lo que ha contribuido a que el proceso de inmunización avance sin contratiempos.

A esta labor se suma el trabajo esforzado de las brigadas conformadas por personal de salud de la Sanidad Policial, entre enfermeros, técnicos y auxiliares de la PNP, que apoyan el proceso de vacunación y en la recolección de datos de adultos que son inmunizados.

Estas brigadas también están integradas por efectivos policiales, quienes brindan seguridad a los médicos y a todo el personal de salud comprometido directamente con este proceso, así como a los propios ciudadanos que reciben las dosis para estar protegidos frente al coronavirus.

La vigilancia y resguardo policial, además, se ha reforzado en cada uno de los centros de vacunación y en sus alrededores, mediante rondas de patrullaje en vehículos de la PNP, lo que ha permitido que el proceso se desarrolle de manera segura, ordenada y total normalidad.

De la misma forma, la PNP ha incrementado las tareas de control del tránsito vehicular, seguridad ciudadana y atenciones de emergencia, así como el control y supervisión en las calles adyacentes a los 28 centros de vacunación habilitados para este fin en Lima Metropolitana.

Este apoyo policial, que rige todos los días, se distribuye en los centros de vacunación del Cercado de Lima, San Juan de Lurigancho, San Luis, Breña, Santa Anita, El Agustino, Comas, Ancón, Carabayllo, Puente Piedra, San Martín de Porres, Rímac, Surco, Barranco, entre otros.

Otra muestra del trabajo noble y comprometido de la PNP con el proceso de vacunación es el despliegue de buses de la Unidad de Servicios Especiales (USE) para trasladar de manera gratuita y segura a los adultos mayores de Lima hasta los distintos centros de vacunación.

Dicho servicio se brinda los fines de semana en diferentes puntos de la capital y ha tenido gran acogida por parte de la población y del personal de salud beneficiado con este transporte.

Además de apoyar el proceso de vacunación, la PNP continúa su lucha frontal contra la inseguridad ciudadana en todo el país, golpeando a mafias y bandas delincuenciales.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*