Respuesta inmediata busca resguardar la vida de la población y proteger los cultivos que se encuentran en la zona

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI) a través del Proyecto Especial Sierra Centro Sur (PESCS), desplazó maquinaria pesada para atender la situación de emergencia provocada por las intensas lluvias y el desborde del río Chalhuanca, en la región Apurímac.

El PESCS se ha sumado a los trabajos en el lugar que viene realizando el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), vinculados con la descolmatación y encauzamiento del río Chalhuanca; así como el refuerzo de las zonas vulnerables como los terrenos agrícolas.

“Por ahora estamos trabajando con una maquinaria como una retroexcavadora, pero desde el jueves se reforzarán las labores con un cargador frontal y dos volquetes. Hasta el momento, se han trabajado al menos 80 metros lineales del margen derecho del río”, manifestó el director ejecutivo del PESCS, Francisco de la Cruz Ayala.

Los primeros reportes iniciales han dado cuenta que las aguas han causado la afectación de más de 30 hectáreas de cultivos, principalmente productos como el maíz, palta, ciruelos y otros. Las autoridades del sector continúan evaluando los daños originados por el incremento del caudal del río.

Asimismo, las tareas de atención de las zonas afectadas son coordinadas directamente por funcionarios del PESCS y la oficina zonal de AgroRural, que han dispuesto las medidas necesarias para reducir los impactos del fenómeno natural en la población y los agricultores.

ESTADO DE EMERGENCIA

Cabe informar que el pasado viernes 26 de enero, el Poder Ejecutivo declaró en estado de emergencia el distrito de Chalhuanca, por el plazo de 60 días calendario ante el impacto de daños a consecuencia de intensas precipitaciones pluviales, que han ocasionado daños en la población.

Mediante Decreto Supremo 004-2024-PCM se dispuso agilizar la atención de la emergencia, lo cual ha permitido ejecutar las medidas y acciones de excepción, inmediatas y necesarias, de respuesta y rehabilitación que correspondan ante los efectos del evento climático.

Según información proporcionada por el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), a consecuencia de las lluvias intensas producidas en el distrito de Chalhuanca, ocurrió un huaico, que aumentó el caudal del río Unchiña y causó la caída de un puente y la obstrucción del cauce del río Chalhuanca. Luego, la crecida de las aguas provocó daños a las viviendas, vías de comunicación, infraestructura de riego y red de agua potable.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí