A fin de verificar que se cumplan las medidas de seguridad

Ante la declaratoria del estado de emergencia sanitaria decretado por el Gobierno central a raíz de la propagación del COVID-19 y frente al incremento de casos de contagios y fallecidos por dicha enfermedad en Apurímac, la oficina de la Defensoría del Pueblo en la región realizó una visita de supervisión a las diferentes instituciones públicas de la ciudad de Abancay, a fin de verificar que se cumplan las medidas de seguridad y la atención de trámites del público usuario.
La supervisión comprendió diferentes entidades públicas, como la Municipalidad Provincial de Abancay, el Ministerio Público, Provías Descentralizado, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), la Dirección Regional de Salud de Apurímac (Diresa), la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones de Apurímac y el Gobierno Regional de Apurímac.
Durante las visitas se pudo corroborar que las instituciones públicas antes citadas se encuentran atendiendo a usuarias y usuarios a través de la habilitación de una mesa de partes virtual, así como en forma presencial y mediante correos electrónicos.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*