Una ola de zozobra viene generando algunos dueños de cabinas de internet del centro poblado de Pochccota (Andahuaylas), que no solamente desacatan las disposiciones sanitarias, sino que han convertido en sus negocios en virtuales focos de contagio del Covid-19.
Esto fue denunciado por vecinos de dicha comunidad a este diario, quienes indicaron que las cabinas de internet atienden de lunes a sábado hasta altas horas de la noche, a vista y paciencias de las autoridades policiales, aun cuando desobedecen el toque de queda. También señalaron que no acatan los aforos y muchos menos implementas los protocolos de bioseguridad, es más vienen atendiendo como si la pandemia fuera mentira e ignorando los cientos de muertos que viene generando el coronavirus en la provincia. Asimismo, la mayoría de sus clientes son menores de edad, que asisten diariamente para jugar juegos en líneas en las computadoras, desaprovechando el tiempo libre que genera las clases virtuales y poniendo en riesgo sus vidas y la de sus familiares.
EXIGEN CIERRE
Denunciaron que a los propietarios no les interesa la salud pública, ya que solo les interesa generar dinero, a pesar que son conscientes que contribuyen en la propagación del virus, debido al irresponsable hacinamiento de personas que generan sus negocios. Finalmente, sostuvieron que la mayoría no cuenta con licencias de funcionamiento, por lo tanto exigieron que las autoridades municipales cierren estos lugares que generan el vicio en la niñez. (Oswaldo T. Paredes Mendoza)

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*