Mientras dure la campaña de la discordia continua la muerte

La cifra de muertes por COVID-19 en Andahuaylas crece, y mientras más andahuaylinos mueren, la prensa, organizaciones sociales y el municipio provincial, discuten por el dinero de la población de la campaña «Andahuaylas Unidos por la Vida».
El 19 de abril, el municipio lanzó esta campaña solidaria con el fin de comprar una planta generadora de oxígeno, donde diferentes alcaldes distritales se comprometieron a colaborar con montos en referencia a su densidad poblacional y así llegar al millón de soles necesitado.
El 23 de abril, la municipalidad delegó la responsabilidad de la campaña a 5 miembros de la Fundación Tukuy Sunquywan Yanapasayki (TUSY) y a 12 trabajadores municipales con la Resolución de Alcaldía N°115-2021-MPA-AL, donde explícitamente menciona que su única intención es comprar una planta generadora de oxígeno.
Después de una semana que se lanzara la campaña, y sin ningún avance evidente, los medios de comunicación local, emisoras radiales, diarios y medios televisivos y virtuales, se unieron para iniciar con una Radiotón, la cual pretendía obtener fondos de la población para el mismo fin: la compra de la planta de oxígeno y si se superaba la meta: el millón de soles, se ambicionaría con la compra de un tomógrafo.
Para sorpresa de muchos, la Radiotón tuvo un éxito sin precedentes, en 10 días logró obtener más de 875 mil soles, una cifra muy alta para una campaña solidaria de una población pequeña. Por otro lado, mientras se iba llevando la Radiotón, la municipalidad también iba gestando su propia recaudación con los municipios distritales.
Al fin de la campaña y días después se tenía dos montos: 850 mil soles de los municipios distritales y 875 mil de la solidaridad de la población: he ahí la manzana de la discordia, ¿cuál de los montos compra la planta, si ambos alcanzan? Una parte del comité recomendó usar el dinero de la población en la compra de un tomógrafo.
Sin embargo, ambos fondos se gestaron con el fin de una planta, es como si una persona pagara por una Coca-cola y le dan un agua mineral, ambos refrescan, pero no representan lo mismo, tanto los municipios como los ciudadanos depositaron dinero para una planta de oxígeno, ¿se estaría engañando si se cambia los fondos? Puesto que, un tomógrafo también es de suma importancia para tratar a un paciente con COVID-19.
Ante este problema, los medios de comunicación y el comité (municipio y fundación TUSY) dividieron sus posiciones, algunos a favor y otros en contra de que el dinero de la población se usara para la compra del tomógrafo. Los involucrados y a favor de la compra del tomógrafo instan a que es un equipo necesario de tratamiento de COVID-19 y las personas en contra aducen que el tiempo de instalación de la planta por parte de la municipalidad será largo, así como, no se puede desviar el fin inicial de un fondo. ¿quién tiene la razón?
Desde el cierre de la campaña 7 de mayo hasta hoy, no hay ninguna tregua ni avance, 10 días después y nada, y 30 muertos aproximadamente en Andahuaylas en esos 10 días por falta de oxígeno. Además, seguirán falleciendo andahuaylinos, si el municipio no instala la planta de oxígeno en el menor plazo posible, y mientras esto sucede, se lleva actualmente una lenta recolección de fondos para la compra de un tomógrafo con 875 mil en litigio.
Intereses políticos, intereses económicos, denuncias y show en emisoras mientras las personas siguen muriendo. ¿Hasta cuándo?

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*