Área de Obstetricia y atención a recién nacidos desarrollaron ardua labor

Entre los meses de enero y junio del presente año, el Hospital Sub Regional de Andahuaylas atendió un total de 638 partos por cesárea y natural, pese a la pandemia diversas áreas como obstetricia, medicina y atención al recién nacido desarrollaron una ardua labor.

365 partos naturales (vaginal) suscitaron en el área para pacientes no COVID, mientras que el Centro de Atención y Aislamiento Temporal – CAAT para pacientes positivos a la COVID-19, se atendió 48 partos; así mismo se realizaron 225 cesáreas por diversas complicaciones en el desarrollo de embarazo de las gestantes, conllevando a un total de 638 nacimientos.

En los meses de abril y mayo, se dieron el mayor índice de parto registrándose en cada mes 125 nacimientos, llenando felicidad y esperanzas sus respectivos hogares. Tanto las áreas de obstetricia, atención inmediata al recién nacido y cirugía, realizaron una correcta labor en salvaguarda de la madre y sus recién nacidos.

El director ejecutivo del Hospital Sub Regional de Andahuaylas, Mc. Athony Torres Gutiérrez, manifestó que en tiempo de pandemia las diversas áreas no COVID, siguieron al servicio de la población, muestra de ello son los 638 nacimientos atendidos y registrados en el hospital.

Así mismo, el Mc. Anthony Torres, resalto el trabajo de técnicos (as) en enfermería, Obstetras, enfermeras y médicos quienes en un trabajo conjunto llevaron adelante partos y nacimientos sin complicación alguna, cuidando la vida de la madre y niño.

El funcionario también indicó que en el marco de las políticas emanadas por el gobernador regional Baltazar Lantaron Nuñez, el binomio madre y recién nacido, son parte de la atención prioritaria para el personal del Hospital de Andahuaylas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*