14 julio, 2024

Gran disputa respecto a la instalación de una Asamblea Constituyente en el país, se viene dando en las redes sociales con opiniones divergentes. El proyecto de ley presentado por la bancada de “Perú Libre” en el legislativo, resulta esencial para el oficialismo, habida cuenta que sus planes son dirigidos a la aprobación de tal iniciativa, empero no será fácil lograr consensos por su verticalidad.

Aprobar una nueva carta política a través de la Constituyente que se plantea, sería muy malo para el país, porque a pesar de que señalan no existe lucha de clases, el caso de los seis ministros que optaron por cremar las cenizas de Abimael Guzmán, dieron una muestra que existe división en la PCM, pues los radicales se opusieron al acto, el presidente promulgó la ley de manera inmediata.

Si recordamos, el secretario general del partido de gobierno Vladimir Cerrón Rojas, dirigiéndose a los militantes “Perulibristas” les anunció que deberán cumplirse tres fases: 1) alcanzar el gobierno 2) sostenerse en el poder y 3) desarrollar la sucesión, lo que quiere decir que la convivencia política durará muchos años como en Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua , es decir una dictadura.

El presidente de la república en una de las veces que estuvo dispuesto a dirigirse a la prensa, preguntó: ¿Por qué le tienen miedo a la Asamblea Constituyente? Incluso recientemente el ministro de Justicia y DD.HH, Aníbal Torres se pronunció positivamente, la incongruencia estaría en que Pedro Castillo Terrones dijo que gobernará cinco años y “Perú Libre” estiraría el mandato.

Lo real es que el proyecto genera muchas dudas, dado el doble discurso de los “perulibristas” que incubaron ese “caballito de batalla” en la última campaña política, durante el triunfo electoral del actual presidente Pedro Castillo Terrones. Mediante la constituyente plantean la ejecución de políticas sociales a aplicarse, para realizar el cambio social, señalan las voces cercanas al régimen.

Está claro que vivir en democracia es un logro que le ha costado mucho esfuerzo construir al país, por lo cual la renovación de la Constitución Política del Perú generaría una situación crítica y una modalidad de convivencia muy extrema, que los peruanos no están dispuestos a asumir por sus consecuencias, el gobierno de izquierda actual que se proclama socialista, empieza a dar la cara.

Para ejecutar su propuesta electoral actores visibles del partido político de gobierno, incluido el expremier Guido Bellido Ugarte y el congresista Guillermo Bermejo, entre otros, han empezado la campaña de acopiar adherentes al proyecto de la Asamblea Constituyente, para obtener su reconocimiento ante el país, pues es poco probable que logren el éxito en el legislativo nacional.

Está claro que la Asamblea Constituyente que se plantea, buscará generar un colectivo a la medida de la izquierda, con gremios y organizaciones sociales extremistas y caviares, con el objetivo de lograr aprobar medidas totalitarias y así lograr sus fines contra una oposición que estiman tendrá menor convocatoria, empero otros colectivos democráticos vienen realizando la contra campaña.

About The Author

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *