17 abril, 2024

Ataque ocurrió el martes 13 de febrero a las 4 de la madrugada

 Un joven, sufrió un asalto en la Av. Brasil en Las Américas y al haberse resistido al robo de su celular, los delincuentes lo acuchillaron. Herido y ensangrentado fue auxiliado por los transeúntes y serenos que lo trasladaron al hospital Guillermo Díaz de la Vega, donde tras varias horas de estar internado, falleció.

La víctima fue identificado como: Kenny Vargas Granda (33), estudiante del primer ciclo de la carrera profesional de Estomatología de la Universidad Tecnológica de los Andes de Apurímac. Este ataque ocurrió el martes 13 de febrero a las 4 de la madrugada, por las inmediaciones de la losa deportiva de Las Américas, donde los asaltantes fugaron del lugar  y la víctima corrió a pedir auxilio hasta la Av. Ecuador donde había varios pasajeros hacia Andahuaylas.

La hermana de la víctima, contó que los pasajeros lo querían enviar en un taxi al hospital, pero los conductores se negaban a llevarlo por no asumir responsabilidades, pero luego apareció el patrullero de Serenazgo que finalmente traslado al herido.

Desde el hospital, Kenny se contactó con su pareja que se encontraba en otra provincia, para contarle que lo asaltaron y lo acuchillaron en el cuello. Ella muy preocupada llamó a su cuñada para que se acerque al hospital, mientras regrese a Abancay. En el hospital, la médico le dijo que el paciente va a estar bien y que no es nada grave, pero el miércoles 14 de febrero en horas de la madrugada se enteraron de que había fallecido.

La hermana de la víctima, en una entrevista periodística dijo lo siguiente: “Mi hermano estaba bien, porque dio su manifestación policial y hablo con nosotros; pero el trato en el hospital no era el adecuado, porque incluso con nosotros la médico de turno se comportó de manera déspota y no le tomaron la suficiente importancia para saber si existía mayores riesgos. Interpusimos una denuncia por negligencia médica y esperamos que esto se esclarezca”.

“Lo que nos contó un compañero de cama es que, le aplicaron un medicamento y desde ese momento el paciente empezó a tener complicaciones en la respiración y llamaban a médicos y enfermeras, pero no había nadie, y cuando ya estaba agonizando, aparecieron los galenos para ingresarlo a traumashok, donde ya no pudieron hacer nada. Parece que era alérgico al medicamento, pero no tomaron en cuenta ese detalle”. Indicó la hermana.

Luego de practicarle la necropsia y hacerse el velatorio, el viernes 16 de febrero, los restos mortales de Kenny Vargas, natural de la provincia de  Grau,  fueron sepultados en el cementerio de Condebamba de Abancay, participando del cortejo fúnebre sus familiares, amigos y compañeros que exigen justicia para este caso complejo, donde será determinante los resultados de la necropsia y las investigaciones con la obtención de las imágenes de las cámaras de videovigilancia del lugar donde ocurrió el hecho y del mismo hospital.

About The Author

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *