13 julio, 2024

Las víctimas de violaciones de derechos humanas deben ser reparadas de manera integral

El informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concluye que los policías y militares realizaron un uso desproporcionado y letal de la fuerza, que provocó la muerte de personas y que, en algunas regiones, podrían constituir “ejecuciones extrajudiciales”. En ese contexto mencionan a los fallecidos de la región Apurímac durante las protestas sociales.

Este informe, al que Dina Boluarte y varios congresistas cuestionan, significa un paso importante para que las víctimas y los deudos puedan conseguir justicia en algún momento. El informe señala una presunta existencia de ejecuciones extrajudiciales y una masacre que vivieron los manifestantes que estuvieron en contra del gobierno de Dina Boluarte.

En una de las conclusiones del informe se menciona: “En términos generales, la Comisión observa que la respuesta de las fuerzas estatales no fue uniforme en todo el territorio nacional y que hubo graves episodios de uso excesivo de la fuerza en casos concretos. En efecto, de la información recibida en Lima, Ica, Arequipa y Cusco, se desprende que la respuesta del Estado estuvo caracterizada por el uso desproporcionado, indiscriminado y letal de la fuerza. Esto se confirma por factores como el alto número de personas fallecidas y heridas con lesiones en la parte superior del cuerpo por impactos de armas de fuego, incluyendo perdigones; así como la ubicación de un número importante de víctimas que ni siquiera estaban participando de la protesta o se encontraban en las inmediaciones de los focos de conflictividad. Hechos que deben ser investigados, juzgados y sancionados”.

También menciona: “Las graves violaciones de derechos humanos reportadas en este informe deben ser investigadas diligentemente por fiscalías especializadas en derechos humanos. Además, deben ser juzgadas por jueces independientes, competentes e imparciales dentro de un plazo razonable y con observancia de las garantías del debido proceso. De encontrarse responsables, las personas perpetradoras deben ser sujetas a las sanciones penales correspondientes. Las víctimas de violaciones de derechos humanas deben ser reparadas de manera integral”.

Finalmente nombran a las víctimas de Apurímac: Beckham Romario Quispe Garfias (18), D.A.Q. (15), R.P.M.L. (16), Jhon Erik Enciso Arias (18), Wilfredo Lizarme Barbosa (18), Christian Alex Rojas Vásquez.

About The Author

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *