21 mayo, 2024

Paciente de Arequipa fue sometido operación de alto riesgo en quirógrafo de alta tecnología en hospital Diospi Suyana

Diospi Suyana. Funciona en Curahuasi-Apurímac. Tiene tecnología de primera. Los pacientes llegan desde distintas partes del país. Lo regenta una pareja de alemanes piadosos que centran su atención en pacientes con indigencia económica.

Jesús Estéfano tiene cuatro años. Nació con discapacidad física. Su limitación corporal le impedía caminar como un niño cualquiera. El ortopedista alemán Daniel Muller, le hizo una prótesis que le devolvió la oportunidad de ser un niño normal. Ahora corre, juega y salta con total naturalidad.

El lugar donde le devolvieron la esperanza es en el hospital Diospi Suyana, en quechua significa “Esperanza de Dios”. Este centro de salud está ubicado en el distrito de Curahuasi, provincia de Abancay, región Apurímac. Este es un centro médico con alta tecnología instituido por los esposos Klaus-Dieter y Martina John. A ambos los mueve el servicio a Dios. Materializan su fe haciendo que los más pobres tengan acceso a la salud con equipos de última generación. Su mayor valor es la alta calidad humana en todos los servicios que brindan.

Esta semana, Diospi Suyana cumplió quince años de funcionamiento. En este tiempo atendieron a 470.500 personas. La mayoría son usuarios de Puno, Cusco, Arequipa, Apurímac, y otras partes del país. También hay usuarios de Ecuador, Bolivia y otros países.

Cada usuario paga S/ 4.00 soles por consulta y las intervenciones quirúrgicas tienen un precio de 25 % menos al costo promedio del mercado. Donantes y dueños del nosocomio cubren esa diferencia.

“Todo es posible gracias a que Dios, lo permite. Hay empresas que nos ayudan con medicinas y equipos médicos que están al servicio de todas las personas que acuden a nuestros hospitales. A todos los tratamos por igual. Nada sería posible sin el amor de Dios”, aseguró Klaus-Dieter.

Para los festejos de aniversario llegaron delegaciones de pacientes o familiares.

María Elena Casavilca Bendezu, llegó procedente de Ayacucho, para agradecer el esfuerzo médico desplegado que permitió que su hijo Jesús Estéfano, tenga una vida normal. “He ido a varios lugares y el Dr. Muller, le devolvió la esperanza de caminar. Estoy feliz”, dijo.

MÉDICOS ALEMANES

Historias como estas y otras se pusieron de manifiesto durante los festejos. Estuvieron personalidades de diversas partes del país. Diospi Suyana es dirigido por médicos alemanes que voluntariamente ponen sus servicios a las personas que más lo necesitan.

La demanda es tal que los pacientes hacen largas colas para lograr los cupos que se ofertan a diario para los servicios de medicina general, pediatría, urología, oftalmología, odontología, ortopedia, cirugia vascular, psicología, traumatología, cirugía general, fisioterapia, entre otros. Los usuarios acceden sin ningún tipo de restricción a lo último en tecnología médica. Los exámenes médicos son entregados en el día y si la situación médica del paciente es crítica es sometido a operación en menos de una semana.

“Estos quince años, el objetivo que nos hemos trazado ha dado resultados. Cada caso para nosotros es una prueba que nos pone Dios, para seguir sirviendo al prójimo permitiendo que las personas tengan acceso a atención médica como si estuvieran en los mejores centros médicos del país. Es un sueño hecho realidad”, dijo Martina John.

About The Author

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *