14 julio, 2024

“No es posible cometer una masacre sin el apoyo de las autoridades del nivel más alto”, señalan abogados de Aprodeh, IDL, Paz Esperanza, entre otros.

Denuncia. La presidenta Dina Boluarte, los ministros de Estado y los altos mandos de la Policía Nacional del Perú (PNP) fueron denunciados penalmente por las muertes ocurridas en la región de Apurímac desde el 7 de diciembre del 2022. De acuerdo con una nota de prensa publicada por la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), la acusación fue ingresada el último lunes 13 de febrero ante el despacho de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides.

Asimismo, se informó que esta denuncia contiene “material audiovisual, documental y testimonios de víctimas que demuestran la comisión de ilícitos penales” por los cuales se debería investigar a Dina Boluarte, los integrantes del gabinete ministerial y los altos mandos de la PNP, y contra aquellos “que resulten responsables” de los hechos que acabaron con la vida de personas en Apurímac.

Esta acusación fue presentada por Aprodeh, el Instituto de Defensa Legal (IDL), Paz y Esperanza y el equipo legal voluntario de DD. HH., integrado por abogados independientes, quienes señalan graves violaciones de derechos humanos en delitos como homicidio, lesiones graves y leves, tortura y abuso de autoridad.

Según el oficio, fue a partir del 10 de diciembre que se perpetró “una masacre” en Apurímac, ya que en los primeros cinco días se contabilizaron hasta seis personas fallecidas en la región.

De igual manera, se registraron 83 ciudadanos heridos y decenas de detenidos, torturados y víctimas de abuso de autoridad, en el que cinco fueron agraviados de proyectil de armas de fuego.

“Dos de ellas eran adolescentes y la mayor tenía solo 19 años. Algunas de las personas heridas tendrán secuelas que les acompañarán toda su vida. En todos los casos, no solo sufre la víctima, sino sus familias y la comunidad”, expresa la denuncia.

Autores mediatos son responsables penalmente, afirman abogados

Por otro lado, el documento enviado al Ministerio Público precisa que no solo los efectivos de la Policía serían responsables penalmente de las muertes en Apurímac, sino que también lo son “los autores mediatos, que forman parte de la cadena de mando”. “No es posible cometer una masacre sin el apoyo de las autoridades del nivel más alto”, enfatiza el documento.

Es así que la denuncia penal presenta como coautora de las muertes a Dina Boluarte; el exministro de Defensa y actual presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola; el extitular del Interior César Cervantes; y al ex primer ministro Pedro Angulo.

También están incluidos el director general de la Policía Nacional, Raúl Alfaro Alvarado; el jefe del Frente Policial de Apurímac, general PNP Luis Flores Solís; y el jefe de la División Policial de Andahuaylas y Chincheros, coronel PNP Alexis Luján Ruiz. (LR)

About The Author

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *