14 julio, 2024

Carlos Iván Landa Kerschbaumer

A los ya “caseritos” ministros de Pedro Castillo Terrones como Juan Silva, Geiner Alvarado, Betssy Chávez, Iver Maraví y otros, desaforados por sus antecedentes y acciones inaceptables durante el ejercicio del poder como robo, dolo, plagios, subversión, y delitos contra el orden constitucional, se suman nuevos ministros con antecedentes reprobables en el nuevo gabinete de Dina Boluarte.

Esta vez se encuentra en entredicho el ministro de Justicia Daniel Maurate, vinculado a los “cuellos blancos” presidido por el prófugo “hermanito” Hinostroza y compañía y el ministro de Trabajo, Antonio Fernando Varela Bohórquez, quien ha sido muy cuestionado en las últimas horas, por efectos de tesis “bamba” lo que genera explicaciones del gobierno por tan pésimas designaciones.

Recordemos que el propio Castillo Terrones y su esposa Lilia Paredes, incluso la exjefa de la PCM Chávez Chino, fueron involucrados en su momento de plagiarios, tras una investigación realizada por unidades de investigación periodística, pero como siempre ocurre en este país, sendos casos no prosperaron, más allá de los titulares y los escándalos que generaron ante la opinión pública.

A “machacar” se ha dicho, como no podía ser de otra manera, de nada valieron las respuestas personales a las interrogantes que plantea la prensa, de parte de los cuestionados ministros de Estado del régimen como Daniel Maurate, el nacionalista político y excompañero de Alberto Otárola, ambos coincidieron en el gobierno del militar retirado, hoy son nuevamente camaradas.

A la pregunta, si el premier de Dina Boluarte sabía de los antecedentes del abogado antes de reclutarlo al gobierno, la respuesta fue “no sabría contestarle”, a la interrogante si Otárola, preguntó sobre sus antecedentes, la respuesta fue “no”, es decir fue a todas luces “un tarjetazo” como se diría antes, cuando se trataba de conseguir chamba, Boluarte solo admitió la propuesta.

En el reciente caso que involucra al ministro de Trabajo Antonio Varela Bohorquez, que más allá de su experiencia dice que no ha cometido plagio, y que la calificación en su contra es nimia, es decir no lo descalifica para desarrollar la tarea pública, pero para el periodista de investigación de PANTEL Marco Vásquez, sí, igual opina Karina Novoa de Exitosa, ambos exigen su esclarecimiento.

La periodista estuvo furibunda al dirigirse al gobierno de Dina Boluarte y pedirle explicación oficial y fijar una posición, si se quiere, porque ve que su gobierno está mostrando debilidad al proteger a los miembros de su gabinete, a los que parece blindar, al no exigir un informe sobre la situación y solo pasar por alto lo ocurrido, igual pasó con Otárola que desconoció las denuncias a Maurate.

“Escobita nueva barre bien” parecen sostener los colegas, tras su reacción, pues luego de algunos meses el gobierno empieza a tener desaciertos, quedaron en suspenso los cuestionamientos de los ministros de Defensa, en el caso de los soldados ahogados, y del Interior en el caso de la intervención a la Universidad San Marcos, solo acertó al retirar del cargo al ministro de Educación.

About The Author

¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *