Luego de conocerse que facciones de la banda de los choneros se encuentran hace dos años en el país, por lo cual en cualquier momento pueden desatarse crímenes de lesa humanidad como ocurre en Ecuador, habida cuenta que los narcotraficantes usan los puertos para trasladar droga, lo que obliga a resguardar el puerto del Callao, ante cualquier símil que podría suceder en Perú.

Empero la modalidad empleada por los carteles de droga de México en el país norteño no deja sin sueño a las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario de nuestro país, porque según aseguran los responsables de custodiar las cárceles, existe exhaustiva cautela del accionar de los internos, pues además de poner a buen recaudo a estos, permanentemente se efectúan requisas.

De otro lado, debemos demandar la serie de asesinatos bajo la modalidad de feminicidios que vienen ocurriendo en nuestro país, y donde entre las víctimas, se encuentran ex compañeras sentimentales, enamoradas y mujeres victimadas junto a sus hijos, incluso recientemente se han observado cadáveres enterrados tras ser secuestrados, en tanto, el gobierno se muestra impávido

Quienes recuerdan las acciones criminales desde las cárceles no pueden dejar en el olvido el accionar de los peligrosos reos Pilatos y Lalo Centenaro, quienes asesinaron a sangre fría a un trabajador y pusieron al borde de la muerte a una psicóloga que quedó con una severa trauma y tuvo que ser objeto de tratamiento en Los Estados Unidos, desconociéndose su estado de salud.

El hecho fue transmitido en vivo por Latina TV, que en ese tiempo se conocía como Frecuencia Latina- Canal 02 de televisión, un colega del periódico era sobrino de la víctima y tuvo la idea de permitirme entrevistarla y fue como ella me narró los momentos de horror que vivió a manos de sanguinarios delincuentes que finalmente fueron eliminados por un corajudo oficial republicano.

Sin embargo la historia carcelaria del Perú, registra hechos criminales lamentables, que no deben quedar en el olvido, cono la fuga de presidiarios ocurrida en varias oportunidades premunidas de motines y quema de colchones como resultados de protestas y malos tratos recibidos, aunque también por efectos de pugilatos entre las bandas de delincuentes que se enfrentan por el control.

Recordamos que en el pasado fueron secuestradas monjas por una gavilla de hampones que rompió la seguridad de sus custodios cuando se trasladaban de la cárcel al palacio de justicia donde debían ser sujetos a interrogatorios, situación que muy poco se ha repetido en nuestro medio, lo que sacudió fue el secuestro y asalto perpetrado por reos en el histórico penal El Sexto

Entre los hechos perpetrados por los reos se encuentran intentos de fuga tras cavar túneles a través de forados, como el caso donde se involucra a un ex militante aprista que luego engrosó las filas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) es importante señalar que entre los reclusos que se encuentran en las cárceles existen peligrosos narcotraficantes incluso senderistas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí