Por tocar indebidamente y ultrajar sexualmente a un niño

La Segunda Fiscalía Superior Penal de Ayacucho, con la Fiscal Adjunta Superior Yetna Juscamaita Castro como responsable del caso, logró que se confirme la condena de cadena perpetua contra Abel Quispe Misaico (68), a quien también se le impuso el pago de 15 mil soles de reparación civil, por ser autor del delito contra la libertad sexual, en las modalidades de violación sexual de menor de edad y tocamientos indebidos de menor de edad.

El agraviado, quien contaba con 9 años de edad en 2019, asistía a la catequesis de la parroquia La Sagrada Familia del distrito de Ayacucho, donde el hoy condenado cumplía el rol de sacristán, el mismo que aprovechando tal condición, llamó al menor en setiembre de dicho año y lo llevó al depósito, donde lo ultrajó sexualmente, indicándole que no cuente nada de lo sucedido.

Asimismo, de julio a diciembre de 2019, Quispe Misaico, tras haberse ganado la confianza del niño al entregarle presentes y dinero de manera constante, tocaba las partes íntimas del menor y le besaba en la boca, amenazándolo para que no revele los episodios que vivía.

Posteriormente, la víctima contó lo sucedido a su progenitora, quien formuló la denuncia ante la Fiscalía Penal de Turno.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí