Ayer arribó a la región Apurímac, el presidente interino del Perú, Francisco Sagasti, acompañado del ministro de Salud, Oscar Ugarte y el ministro de Educación, Ricardo Cuenca, quienes entregaron 70 tablets en la Institución Educativa Micaela Bastidas, ubicada en la localidad de Curahuasi.

Según la agenda el mandatario se reunió con el gobernador de Apurímac, Baltazar Lantarón, así como con los funcionarios del sector salud y educación a fin de evaluar acciones en la lucha contra la Covid-19. Entre los pedidos se encuentra la culminación del inconcluso hospital andahuaylino, así como la asignación presupuestal del proyecto de irrigación Parcco Chinkillay, en tanto no se habló de temas urgentes como la planta de oxígeno, más camas UCI entre otras necesidades del pueblo apurimeño.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*