ANTE SEGUNDA OLA DE COVID-19

El Gobierno Regional de Apurímac, a través de la Diresa, Red de Salud de Abancay, en coordinación con Defensa Nacional y la Policía Nacional del Perú, vienen realizando un estricto control en los puntos de acceso a la ciudad de Abancay, a fin de evitar un mayor repunte de casos de coronavirus.

Para ello varios equipos del sector Salud se constituyeron en Tamburco y Pachachaca, zonas de acceso a la ciudad, donde actualmente se viene monitoreando a las personas que ingresan con la toma de temperatura y demás protocolos.

Ante la evidencia de alguna sintomatología en las personas, de inmediato se efectúa la prueba antigénica para determinar su condición epidemiológica y continuar con los protocolos establecidos, detalló el titular de la Dirección Regional de Salud.

De otro lado, durante su estadía en Lima, el gobernador regional de Apurímac, Baltazar Lantarón, planteó al Minsa la activación inmediata de los Centros de Atención Temporal, (hoteles para aislar a positivos de bajos recursos económicos), en las principales ciudades que son focos de contagio en la región.

“En Apurímac tenemos muchas familias en extrema pobreza, donde cada los integrantes comparten una misma habitación, originándose un contagio de todos”, expresó, además de señalar que es necesario aislar al contagiado y por ello el Ministerio de Salud, debe asignar recursos y reactivar de manera inmediata la atención de estos hoteles y evitar mayor propagación de la COVID-19.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*