Debe cumplirse protocolo de bioseguridad en terminal terrestre de Abancay en Apurímac

0
285
DEFENSORÍA DEL PUEBLO:
DEFENSORÍA DEL PUEBLO:

Tras supervisión se detectó la falta de señalización, la carencia de personal de vigilancia y un sistema de ventilación inadecuado, entre otros.
La oficina de la Defensoría del Pueblo en Apurímac demandó al Terminal Terrestre de la Municipalidad Provincial de Abancay disponer las acciones inmediatas para garantizar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en dicho establecimiento, con la finalidad de proteger a los usuarios, trabajadores y transportistas que diariamente acuden a dicho terminal terrestre, y que los operadores del servicio cumplan con la normativa de los servicios de transporte y tránsito terrestre de ámbito nacional y regional.
Este requerimiento se realizó luego de que la Defensoría del Pueblo verificó en el lugar la carencia de personal de vigilancia en diferentes puntos estratégicos del terminal terrestre y la falta de una adecuada señalización para el ingreso y salida de los usuarios. Además, se observó que el área de uso común, donde se ubican los módulos de atención de las empresas de transporte, no cuenta con un sistema de ventilación adecuado.
Asimismo, no existe un control para la llegada de los vehículos interprovinciales (rutas: Andahuaylas–Abancay, Chalhuahuacho–Abancay y otras) y falta un registro para el control de desinfección de los buses cuyo punto de partida es el Terminal Terrestre de Abancay. Tampoco existen pediluvios para la limpieza de calzado en la zona de embarque de los buses y no se ha establecido un orden de circulación de entrada y salida para el personal que trabaja en el mencionado terminal.
El personal de la oficina de la Defensoría del Pueblo en Apurímac conversó con los usuarios y muchos de ellos manifestaron que algunas empresas interprovinciales no están cumpliendo con llegar al Terminal Terrestre de Abancay, dejando a los pasajeros en sucursales no autorizadas, agencias y calles, situación que imposibilita un control de llegada de los vehículos de pasajeros.
Ante estos hechos, la entidad requirió al Terminal Terrestre de Abancay generar estrategias de carácter funcional y operativo, en cuanto a las funciones que desempeñan cada uno de los trabajadores, y priorizar el desarrollo de acciones permanentes que garanticen el cumplimiento de las normas de convivencia social dictadas en el contexto de la pandemia por el COVID-19.
Finalmente, la Defensoría del Pueblo exhortó a los usuarios de los servicios de transporte terrestre a adquirir sus pasajes en empresas autorizadas que cumplen los protocolos de seguridad y salubridad, así como embarcar en terminales terrestres formales, para de esa manera evitar una mayor exposición a posibles contagios del COVID-19.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*