Las cifras mortales a consecuencia del nuevo coronavirus continúan siendo dolorosa para los apurimeños, y es que en esta segunda semana de cuarentena se registraron 21 fallecidos y tal cual hubiese ocurrido una tragedia diariamente los entierros son ya comunes en la ciudad de Abancay.

Como muchos coinciden, Abancay está viviendo una de las peores etapas de su historia, ahora ya no solo son cifras, sino son conocidos, amigos y familiares que van sucumbiendo a esta enfermedad, mientras la vacuna para inmunizar a la población aún tiene un largo camino.

Con los 21 fallecidos reportados desde el lunes 8 al jueves 12 de febrero alcanzamos la suma total de 388 fallecidos desde el inicio de la pandemia, es decir estamos muy cerca de contar las 400 víctimas y de continuar así la situación en menos de un mes hablaremos de medio millar.

¿Qué pasó para que lleguemos a estos extremos? Muchos coinciden que esta catástrofe es la consecuencia del relajo en las medidas de prevención y reuniones extralimitadas en las fiestas de navidad y año nuevo, donde hubo un descontrol total con aglomeraciones de personas y fiestas clandestinas que ahora son mortales para aquellos vulnerables que esperaban en casa sin saber que sus hijos traerían el virus.

A estas alturas estamos a punto de llegar a los 20 mil infectados al largo de la pandemia, sin embargo, el dato más aterrador es que 5 mil 836 personas están con el virus activo es decir solo en este periodo más del 25% del total de casos positivos se infectaron en estos dos primeros meses. A cuidarse más, antes de que el virus toque su puerta.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*