Comuneros de Apurímac emprenden nueva medida de lucha contra minera Las Bambas

El presidente del Frente de Defensa del distrito de Tambobamba, Cornelio Achanquipa, advirtió que no dejarán pasar vehículos. Conversaciones iniciadas con Guido Bellido no llegaron a buen puerto.

La provincia de Cotabambas y el distrito de Progreso (Grau) de la región Apurímac decidieron retomar la protesta en contra de la minera Las Bambas. El acuerdo fue establecido luego de varias horas de reunión en el distrito de Mara.

La comitiva de alto nivel presidida por el viceministro de Minas, Jorge Luis Chávez Cresta, que llegó a la zona, no convenció.

Desde las 10 de la mañana hasta las 5.00 p. m. de este lunes, los pobladores evaluaron la propuesta del Gobierno para viajar a Lima este 21 de octubre. Sin embargo, el acuerdo fue que el diálogo se dé en Cotabambas. Insistirán en que Pedro Castillo y su primera ministra arriben al corredor minero.

“Hemos decidido retomar la huelga. Desde mañana, el paro es seco, total; no se dejará pasar los vehículos”, indicó Cornelio Achanquipa, presidente del Frente de Defensa del distrito de Tambobamba.

Los manifestantes exigen que se cumpla los acuerdos de la mesa de diálogo reinstalada hace un mes en Cotabambas con el ex primer ministro Guido Bellido. Tras su salida, el cronograma acordado, en ese entonces, se pospuso.

Según Achanquipa, no habrá más tregua porque la mesa se instaló en el 2019 y desde entonces sus demandas no tienen respuestas. “Pensamos que con este Gobierno sería diferente, pero nada ha cambiado. Queremos respuestas”, remarcó.

Bellido se comprometió a la conformación de nueve grupos de trabajo sobre justicia, corredor vial, canon minero, inversión y desarrollo, responsabilidad social, ambiente, asuntos con la empresa minera, además de seguridad y convenio marco.

El alcalde provincial de Cotabambas, Rildo Guillén, sostuvo que una de las demandas principales es el convenio marco entre la provincia y la minera para garantizar fondos que permitan proyectos de desarrollo. Otro pedido es un canon minero, y no solo las regalías mineras.

La antesala de este conflicto social la protagonizó el distrito de Challhuahuacho, lugar donde opera Las Bambas. Desde la madrugada del último domingo, varias calles el distrito aparecieron bloqueadas con piedras y quema de llantas.

La movilización llegó incluso hasta la puerta de la minera en la zona de Manantiales.

Con ellos, el compromiso también era la reinstalación de las reuniones en Challhuahuacho en el marco del D. S. 0005-2016, que declara de prioridad nacional el desarrollo económico y social del distrito. El incumplimiento motivó la medida de fuerza.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*