No se encuentran registrados en el padrón nominal del MINSA de la fase I

La Contraloría General de la República detectó que seis servidores administrativos de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (UNAMBA) recibieron las vacunas contra la COVID-19 en el Centro de Salud de Tamburco, sin considerar la lista nominal o padrón nacional de vacunación universal, ni los criterios normativos de priorización en la fase I, generando el riesgo de que no se cumpla con la atención de la población objetivo.

Según el Informe de Control Concurrente N° 9694-2021-CG/GRAP-SCC, el 3 de marzo del 2021, la Dirección Regional de Salud de Apurímac (DIRESA) asignó la segunda dotación de 61 dosis de vacunas para la aplicación de la segunda dosis y 14 vacunas adicionales para la primera dosis del personal del ámbito del establecimiento de salud.

En esa misma fecha, la directora de Bienestar Universitario de la UNAMBA presenta la Carta N° 039-2021-DBU-UNAMBA, solicitando al Centro de Salud de Tamburco la consideración en la aplicación de la vacuna al personal del Centro Médico Universitario. Sin embargo, no existe documento que acredite la autorización de funcionamiento de dicho centro médico por el Ministerio de Salud (MINSA), ni existe registro del personal del centro médico en la Superintendencia Nacional de Salud (SUSALUD) como establecimiento de salud, en ambos casos.

De la revisión a la relación de personal de salud que recibió la vacuna contra la COVID-19, administrado por el referido establecimiento de salud perteneciente a la Micro Red Micaela Bastidas, se advirtió que seis trabajadores administrativos de la universidad recibieron la primera dosis el 3 de marzo, sin que estén registrados en el padrón nominal a cargo del MINSA priorizados en la fase I, ni acreditan registro vigente como establecimiento de salud en el Registro Nacional de Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (RENIPRESS).

Lo advertido contraviene al Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19, aprobado por Resolución Ministerial N°848-2020/MINSA, Resolución Ministerial N°183-2021/MINSA, Directiva Sanitaria N°129-MINSA/2021/DGIESP y Lineamientos establecidos por la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del MINSA., debido a que dicho centro médico universitario no acredita la autorización de funcionamiento como establecimiento de salud por parte del MINSA, ni figura en la búsqueda en los registros del RENIPRESS y SUSALUD, siendo inexistente tal establecimiento.

El informe fue notificado a la titular de la Red de Salud Abancay, el 24 de marzo del presente, con la finalidad de que se adopten las acciones preventivas y correctivas que correspondan, en el marco de sus competencias y obligaciones en la gestión institucional. El mismo que se encuentra publicado en el portal institucional www.contraloria.gob.pe, en la sección Transparencia e Informes de Control, en aras de la transparencia y acceso a la información.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*