Contraloría constató que el ancho real de la calzada promedio es de 6.30 metros y debería ser de 7.50 metros según el expediente técnico

La Contraloría General evidenció que servidores del Gobierno Regional de Apurímac y la Dirección Sub Regional de Transportes y Comunicaciones Chanka-Andahuaylas permitieron el sobredimensionamiento del ancho de la calzada de vía del servicio de mantenimiento periódico de la red vial del distrito de Ocobamba, provincia de Chincheros, ocasionando un perjuicio económico por S/ 152 547.83.

Según el Informe de Servicio de Control Específico N°13676-2021-CG/GRAP-SCE, cuyo periodo de evaluación corresponde del 1 de setiembre de 2019 al 31 de diciembre de 2020, se halló presunta responsabilidad civil y administrativa en cinco servidores públicos.

Como parte del control posterior, se revisó el expediente técnico del servicio de mantenimiento periódico de la red vial departamental no pavimentada del tramo Ocobamba-Rocchac-Ongoy-Huaccana, del distrito de Ocobamba, Chincheros, por S/ 1 417 500, así como la supervisión por S/ 157 500. Dichos montos fueron asignados a favor del Gobierno Regional mediante convenio con Provías Descentralizado y transferidos a la Dirección Sub Regional de Transportes y Comunicaciones Chanka-Andahuaylas para la ejecución del mismo.

Al respecto, se identificaron inconsistencias en el ancho de la calzada consignado en el expediente técnico por 7.50 metros que fue elaborado por el inspector del Programa de Caminos Departamentales (PCD) del Gobierno Regional, aun cuando no eran sus funciones. Sin embargo, la comisión de control constató que el ancho real de la calzada promedio es de 6.30 metros; es decir, el ancho de la vía en el expediente fue sobredimensionado en 1.20 metros, lo cual tiene implicancias en el presupuesto del servicio.

Dicho expediente fue puesto en conocimiento del coordinador del PCD y Gerente Regional de Infraestructura quienes no verificaron la consistencia del proyecto, aprobándolo resolutivamente este último.

En la etapa de ejecución, se advirtió que el supervisor de la Dirección Sub Regional de Transportes y Comunicaciones Chanka-Andahuaylas tenía conocimiento que existían tramos de la vía con menor medida a lo señalado en el expediente técnico. A pesar de ello, se otorgó la conformidad y tramitaron los informes de valorizaciones del residente y liquidación del servicio; aspectos que tampoco fueron advertidos por el Sub Director de Caminos (área usuaria), quien recepcionó el servicio sin observaciones.

El informe de control fue notificado a los titulares del Gobierno Regional y Dirección Sub Regional de Transportes y Comunicaciones Chanka-Andahuaylas para el inicio de las acciones administrativas para el deslinde de las responsabilidades. También, se recomendó al Procurador Público de Contraloría el inicio de las acciones legales civiles contra los servidores públicos involucrados. Dicho informe se encuentra publicado en el Buscador de Informes de Servicios de Control.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*