Contraloría supervisa que obra con presupuesto superior a S/ 24 millones sea correctamente ejecutada

La Contraloría General identificó que la Municipalidad Distrital de Curahuasi no habría absuelto oportunamente las observaciones efectuadas por el contratista en el informe de revisión del expediente técnico de la obra de saneamiento de los ocho barrios urbano marginales de Curahuasi, lo que habría retrasado la ejecución de partidas, que conllevaría ampliaciones de plazo y mayores gastos en perjuicio de la entidad.

La contratista en su informe efectuó numerosas observaciones al expediente técnico como el inapropiado planteamiento de la línea de conducción de agua potable del sector Tabla Cruz; inconsistencias en las especificaciones técnicas con los planos y presupuesto; ubicación de reservorio en el sector San Cristóbal; consideraciones para el diseño, acceso y ubicación de la planta de tratamiento; entre otras que ocasionarían la ejecución de mayores metrados y prestaciones adicionales de obra.

Se efectuó control concurrente a la ejecución y supervisión de la obra “Ampliación, mejoramiento de los sistemas de agua potable y alcantarillado de los ocho barrios urbano marginales de la localidad de Curahuasi, distrito de Curahuasi-Abancay-Apurímac”, cuyo presupuesto es de S/ 24 817 812,73 y beneficiará a 5907 personas.

La obra inició el 9 de enero de 2021, pero se suspendió del 21 de enero al 11 de abril del presente año. En ese contexto, el contratista habría efectuado la revisión del expediente técnico y planteado las observaciones correspondientes, las cuales habrían sido presentadas a la empresa supervisora y posteriormente a la entidad dentro de los plazos establecidos.

Al respecto, la municipalidad emitió en agosto de 2021 la respuesta a las observaciones efectuadas al expediente técnico, en la cual refiere que no amerita las modificaciones sugeridas por el contratista y que las observaciones efectuadas no serían relevantes, que impidan cumplir con la finalidad del contrato de ejecución de la obra.

Al no haber una respuesta oportuna por la entidad, se habría generado retrasos en la ejecución de las partidas observadas. La comisión de control constató que no se ejecutaron las partidas programadas desde el día siguiente de iniciada la obra, lo cual habría ocasionado un retraso de 149 días calendario. Es así, que el contratista tomando como causal este hecho, podría solicitar las ampliaciones de plazo correspondientes y, por ende, el pago del costo directo y mayores gastos generales, en perjuicio de la municipalidad.

El Informe de Hito de Control N°19228-2021-CG/GRAP-SCC, que incluye el detalle de los riesgos indicados, fue notificado al titular de la entidad el 29 de setiembre del presente año, a fin que adopten las acciones pertinentes.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*