Por contagios de la covid-19

Abancay no sale de la crisis y ahora se suman a esta catástrofe las provincias de Chincheros y Grau, que entran a nivel extremo de contagios y deberán acostumbrarse a cumplir restricciones más severas por el aumento de casos del COVID-19. Por su lado Andahuaylas baja a nivel muy alto, con lo cual flexibiliza algunas medidas, pero que no significa que el virus se fue de la provincia.
os niveles de alerta se establecen a partir del 10 al 30 de mayo. Según lo permitido; en el nivel extremo el toque de queda se mantiene de 9 p.m. a 4 a.m. y la inamovilidad los domingos; asimismo se encuentran prohibidas las reuniones sociales de todo tipo y los aforos en los diversos giros de negocio es limitado.
Mientras que en los niveles muy altos, declarados en las provincias (Andahuaylas, Antabamba, Aymaraes y Cotabambas) el toque de queda igualmente es de 9 p.m. a 4 p.m. y los domingos solo se permite el tránsito peatonal más no el de vehículos particulares.
Es así, como el virus se viene trasladando con agresividad a las demás provincias y el autocuidado jugará un rol importante en este mes que esperemos no supere en casos y decesos a los del mes de abril.
En las últimas 24 horas se reportaron 274 casos confirmados de COVID-19, y 9 decesos que nos hace ver la terrible situación de Apurímac donde ya no existen camas UCI disponibles y donde el oxígeno poco a poco se va haciendo más escaso.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*