PCM declara en emergencia a Apurímac

0
393
ESTAS SON LAS TERRIBLES CIFRAS DE LA SEQUÍA
ESTAS SON LAS TERRIBLES CIFRAS DE LA SEQUÍA
ESTAS SON LAS TERRIBLES CIFRAS DE LA SEQUÍA

La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) declaró el Estado de Emergencia, por un plazo de 60 días calendario, en las provincias de Abancay, Andahuaylas, Antabamba, Aymaraes, Chincheros, Cotabambas y Grau en la región Apurímac, por desastre debido a la sequía originada por el Fenómeno El Niño 2015-2016. La medida permitirá que en esas provincias se puedan ejecutar medidas inmediatas y necesarias de respuesta y rehabilitación en las zonas afectadas.
Según diversos informes del Gobierno Regional de Apurímac, del ENFEN, del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), y la Autoridad Nacional del Agua (ANA), desde diciembre del 2015 se ha reportado afectación en cultivos y capital pecuario por la ausencia de lluvias. La falta de lluvias se debe a que las precipitaciones pluviales previstas para los meses de diciembre 2015 a febrero 2016 se presentaron de manera irregular y esporádica, acompañada a veces de granizadas, heladas y vientos fuertes. El Área de Evaluación de Recursos Hídricos de la Dirección de Conservación y Planeamiento de Recursos Hídricos de la ANA señala que las condiciones meteorológicas ocurridas entre los meses de diciembre 2015 y 18 de febrero 2016 demostraron que las precipitaciones pluviales disminuyeron significativamente por debajo de sus promedios normales esperados.
Esto ocasionó que los distritos de Apurímac, que se caracterizan por no contar con infraestructura de riego como reservorios o represas, tengan un aumento en la pérdida de ganadería y agricultura hasta el mes de junio del 2016.
La región de Apurímac tiene un área de 76,703.24 hectáreas dedicadas a estos rubros y los períodos largos de sequía han ocasionado que la capacidad productiva expresada en rendimientos esté por debajo de los promedios en todos los cultivos.
A la fecha se tiene un total de 4,995.8 hectáreas de pérdidas de cultivos diversos y un total de 44,858.62 hectáreas de cultivos afectados como producto del déficit hídrico, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria de las poblaciones vulnerables y ocasionando cuantiosas pérdidas económicas.
Igualmente, el ganado de crianza que se alimenta en las praderas se encuentra expuesto a la carencia alimentaria persistente, expresando el efecto en la alta morbilidad y gradual mortalidad de las diferentes especies generando pérdidas del capital pecuario que afecta a la ganadería familiar de subsistencia.
Con la Declaratoria de Emergencia, el Gobierno Regional de Apurímac y los gobiernos locales involucrados, según corresponda, con la coordinación técnica y seguimiento del Instituto Nacional de Defensa Civil, ejecutarán las acciones inmediatas y necesarias de respuesta y rehabilitación de las zonas afectadas.
En esa labor participarán los ministerios de Agricultura y Riego; Salud; Vivienda, Construcción y Saneamiento; Educación; Desarrollo e Inclusión Social; Producción; Mujer y Poblaciones Vulnerables; Defensa; Interior; Ambiente; y Trabajo y Promoción del Empleo, así como otras instituciones públicas y privadas involucradas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*