Mientras existe pésima relación con los medios de comunicación, el presidente tiene ahora varias publicaciones para la defensa de su régimen, entre ellos destacan “El Puka”, “El Sombrero”, “El Veloz”, “El Diario” “La Prensa” y hasta un canal de televisión denominado “Nacional”, coincidencia o qué, ¿vuelven los diarios chicha como en la época de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos?.

Si “Perú Libre” está detrás de esto será fiscalizado por las entidades pertinentes y por cierto el periodismo independiente y el ojo público que cautela los derechos de las personas, si los nuevos diarios chicha no responden a la competencia periodística informativa y por el contrario actúan con vileza para atacar a los contrarios a cambio de dinero del Estado, estarán próximos a la cárcel.

En tanto estos medios tienen una importante tarea, demostrar que no han sido creados para proteger a Pedro Castillo, sino fiscalizar y denunciar, en honor a la verdad, como lo haría cualquier publicación principista y cabal, en esa línea tienen la oportunidad de elevar su voz, para evitar que el término nacionalización no exista en el gobierno “Perú Libre” no hacerlo sería patear el tablero.

Aunque no está prohibido fundar estas publicaciones periodísticas populares, como las que vienen circulando, llama la atención que aparezcan estas para levantar titulares amarillos y defender como felpudos los errores del oficialismo , como si no existieran medios oficiales suficientes, está claro que además de los medios del Estado, existen las plataformas, para qué quieren sobar más.

No vayan a decir que lo hacen, porque les gusta el periodismo a sus editores, y buscan una manera de hacerse notar y participar en las elecciones regionales y locales elevando la imagen de sus candidatos, pues “Perú Libre” busca fortalecerse políticamente y arrasar con el poder, puede ser cierto, porque el proceso electoral que se viene será una guerra, pero déjennos ser mal pensados.

Lo cierto es que financiar medios de comunicación con cualquier destino tiene alto costo y bajas ventas, por lo cual los medios tienen que dedicarse a realizar sorteos para que la gente pueda adquirirlos, por lo tanto es una pésima inversión crear diarios, peor en una ciudad competitiva como Lima, un apoyo político no puede sostenerse sin inversión, de allí que su destino preocupa.

La pregunta es ¿quién financia a estos medios?, que está claro tienen la intención de alentar la política oficialista, tal vez, enfrentarse a los que cuestionan al gobierno, como en la época oscura del gobierno de Alberto Fujimori, ¿el presidente Pedro Castillo necesita de estos medios para gobernar? Es otra de las preguntas que muchos hacen y que deberían de responder sus editores.

Según fuentes periodísticas, en estos medios estarían involucrados ciertos personajes cercanos al oficialismo, los cuáles buscarían contrarrestar las investigaciones que vienen realizando los medios de comunicación privados que fiscalizan las acciones políticas oficiales y que denuncian los hechos irregulares que ocurren inexorablemente en el país; en todos los gobiernos existen dichos casos.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*