El avance de las opciones de izquierda de los últimos tiempos, hacen pensar que en algún momento puedan llegar al poder y dirigir los destinos de los peruanos, esto ocurre porque somos un país polarizado a consecuencia de la defectuosa distribución de la riqueza, que es de manera desigual; está claro que los recursos del país no llegan a manos de las mayorías y crece la pobreza.

Ante el fracaso de los intentos de captar el poder por la fuerza, muchos radicales han tratado de reinsertarse en la sociedad por la vía democrática, como las FARC , terroristas colombianos, en nuestro país está prohibido la presencia de candidatos con pasado subversivo, por esto muchas inscripciones políticas han sido rechazadas y solo son aceptados los que no tienen antecedentes.

En ese contexto, el próximo 11 de abril se enfrentan varias opciones de izquierda para alcanzar al poder, a través de la candidata Verónika Mendoza, (Juntos por el Perú) Marco Arana (Frente Amplio), Pedro Castillo (Perú Libre) quienes son parte de una nueva izquierda, las dos primeras asumen un modelo de izquierda democrática, el tercero está asociado al socialismo más radical.

Con la caída de Abimael Guzmán en prisión y Serpa Cartolini muerto, parecía el tema controlado, pero no, seguían apareciendo nuevas facciones radicales, como se sabe, en el pasado, el MRTA se consideraba revolucionario que asumía una supuesta insurgencia, pero se radicalizó y ejecutó a autoridades, colocándose al lado del demencial Sendero Luminoso, que sigue con sus remanentes

Edilberto Rentería, profesor de la escuela de periodismo Jaime Bausate y Meza, refería que Ayacucho, pueblo que desarrollaba su cultura en base a sus propios cultos, pese a que había pasado mucho tiempo de la conquista española y la imposición del catolicismo, fue aislado por una centuria por los gobiernos de turno, lo cual aprovecharon organizaciones como Sendero Luminoso

Esta situación hizo que se generara un caldo de cultivo para las opciones de izquierda radical, que fueron degenerando hasta ser fundamentalistas. Antes de la caída del muro de Berlín, el mundo vivió una revolución impulsada por Rusia, que implantó el socialismo, con apoyo de sus satélites, en el caso peruano las organizaciones de izquierda seguían el mandato del soviet y de sus aliados.

El rencor seguía instalado, cuando en los años ochenta explotó el descontento popular con la aparición de grupos extremistas como Sendero Luminoso (SL) y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), el primero, alineado al partido comunista de MAO TSE TUNG, perpetraron una serie de asesinatos, ejecutando así a todo aquel que disentía de sus propuestas fundamentalistas.

La resistencia andina contra el dominio español, según los historiadores, ha generado que en muchas comunidades prevalezca el idioma quechua sobre el español, es por esto que algunos pobladores, que han aprendido los dos idiomas prefieran hablar su lengua materna que la hispana, en medio de esto aún prevalecen las diferencias sociales como ideológicas entre ambas culturas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*