Un robo que indigna

0
203

Desde el robo del referee venezolano- checo Sergio, Chechelev, en el encuentro de ida entre Perú y Bolivia en 1969, por las Eliminatorias a México 70, no ocurría tamaña indignación en el Perú y en los países de la región, además de España, por la actuación del árbitro chileno Julio Bascuñán, quien descaradamente, realizó un arbitraje parcial a favor del seleccionado campeón de América.
Si usted ve los números, luego de la segunda fecha de las clasificatorias al mundial Qatar 2022, observará que el seleccionado de Perú ocupa los últimos lugares, y esto tiene como respuesta el difícil fixture que le tocó a nuestro país, visita a la tierra de los guaraníes, y enfrentamiento contra el quíntuple campeón del mundo, sabíamos que era difícil, pero no esperamos ayuda del árbitro.
Antes de estos partidos, los críticos argentinos, decían que el seleccionado de Perú, ya no es el mismo del que había disputado las clasificatorias al mundial Francia 2018, pero luego de jugarle de igual a igual al poderoso Brasil, al que le encajó 2 goles y se puso dos veces delante en el marcador del equipo de la verde-amarella, todo cambió, los argentinos dijeron que Perú está para clasificar.
Si bien Perú obtuvo un alentador y luchado empate contra los paraguayos, con dos goles de André Carrillo, como insólito goleador, y repitió con otro ante Brasil, esta vez sin Paolo Guerrero, Raúl Ruidíaz y Jefferson Farfán a media máquina (es decir casi parchado) los futbolistas peruanos sobreponiéndose a todas las dificultades demostraron su autoestima, cayendo vencidos por 4 a 2.
Empero, el resultado es engañoso porque Brasil no la tuvo fácil, Perú le disputó el encuentro golpe por golpe, no se amilanó, como en ese histórico encuentro del mundial México 70, donde Edson Arantes Do Nascimento «Pelé» se desvivió en elogios a Teófilo Cubillas, anotador con diez dianas durante su participación en los mundiales de fútbol. Perú volvió a destacar como en aquellos años.
Sin embargo nuevamente el seleccionado nacional peruano, no pudo redondear su buena actuación, porque una vez más se enfrentó a un árbitro que le inclinó la cancha, además de inventarse dos penales contra Perú, el primero con mano previa de Neymar, el segundo donde el central Zambrano ganó la posición al brasileño, que venía detrás, un escándalo de proporciones.
El juez Bascuñán, como antes el venezolano-checoslovaco Chechelev, tuvo desastrosa actuación, no solamente tuvo participación negativa en los dos fallos de los doce pasos a favor de los brasileños, sino fue evidente, que sospechosamente durante el encuentro de fútbol, cobró faltas inexistentes a favor de Brasil, incluso intentó invalidar el gol de Carrillo, cuando nada lo justificaba.
Ojalá que en esta oportunidad, no vuelvan a aparecer, situaciones de soborno, como las que confesara el árbitro Sergio Chechelev, quien años después indicó que favoreció a Bolivia en su enfrentamiento con Perú, porque le ofrecieron una bolsa de dinero los argentinos, contra esto, Perú eliminó a Argentina, tras ganarle en el Estadio Nacional y empatarle en la misma Bombonera.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*