Por: Carlos Iván Landa Kerschbaumer

El Congreso de la República continúa dando muestras de incapacidad, pues prosigue “pateando el tablero” permanentemente, por lo cual diversas de las decisiones que asumen sus miembros se encuentran fuera de ley, por ende, estos terminan en el Tribunal Constitucional (TC), estos hechos ocurren por el populismo que se ejerce en las medidas, muchas consideradas inconstitucionales

Empero en lo que sí están facultados de realizar lo ejecutan distorsionadamente como es el caso de las disposiciones políticas, respecto a los nuevos miembros del Tribunal Constitucional, lo cual ha sido observado por una jueza supernumeraria, que aceptó una medida cautelar en contra del congreso por no cumplir el reglamento, pues se aducen vicios en el proceso de las evaluaciones.

En ese contexto, se afirma que las propuestas presentadas adolecen de consensos por lo cual son rechazadas pese a las altas calificaciones y experiencia de algunos de los postulantes, nadie se explica cómo es posible, que a menos de veinte días de concluir el mandato congresal, recién se pretenda nombrar a los miembros del Tribunal Constitucional, en medio de total disconformidad.

Hasta hoy la renovación del Tribunal Constitucional (TC) es una papa caliente para los legisladores que se encuentran de salida, porque cada vez que han intentado su remoción han fracasado, sucedió con el congreso disuelto y ocurre ahora con el actual, en ambos casos se ha demostrado que ha habido muchos intereses en juego, los cuales se han evidenciado en la toma de decisiones.

Otra situación que se ha presentado, ha sido el intento de revocación de la cuestión de confianza, tema que le da poder al Ejecutivo para incluso desactivar el congreso y echar a los parlamentarios a la calle, si en dos oportunidades el Consejo de Ministros es rechazado es obligado a dejar sus funciones políticas, empero esta situación ha fracasado por no alcanzarse los votos del congreso.

Un tercer tema que demuestra la incapacidad del Legislativo saliente es el intento de la creación del Senado a partir del 2022, la decisión también fue abortada por entenderse que se trata de que los actuales congresistas puedan permitirse postular a esta instancia de control político, sacándole la vuelta a la norma, que prohíbe que los congresistas vuelvan a reincidir en un futuro inmediato.

En realidad el Congreso de la República, ha venido desarrollado una gestión muy cuestionada aprobando leyes muy reprobables, entre ellas las que permiten que los trabajadores CAS obtengan su nombramiento inmediato, otras generando expectativas a los exfonavistas para que cobren el integro de sus aportaciones al programa de vivienda, generando montos muy difíciles de devolver

Además de ello, una situación muy peliaguda ha sido la decisión de crear una jubilación integral entre trabajadores ONP y trabajadores AFP en situación de retiro, un tema que se entrampó sin ninguna solución, el congreso perdió mucho tiempo en el debate lo que ocasionó que proyectos lanzados por el Ejecutivo fueran desestimados, empero al final este retomó el proyecto de la ONP.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*