El incremento de contagios y muertes por efectos del coronavirus, pese a la cuarentena decretada para toda la población por el gobierno, durante la semana santa, ha caído en saco roto, porque si bien el transporte público ha sido escaso, no lo ha sido el desprecio a la vida, de quienes pese a la prohibición han seguido festejando fiestas poniendo así en peligro su integridad y la de los suyos.

Los resultados demuestran que pese a los esfuerzos del gobierno, la irracionalidad campea en el país. Se trata de una reiteración de los errores de los últimos tiempos; la necedad parece darle la razón a los políticos que exigen el cese de las cuarentenas porque estas no han dado resultados positivos, en cuanto al cumplimiento de la exigencia, se ejecuta para atenuar el avance del virus.

Es importante señalar, que según el psicólogo social Jorge Yamamoto los peruanos tienen fortalezas claras para enfrentar a la pandemia como son la protección con mascarillas y protectores faciales, lavado de manos, distancia social y permanecer en su casa, contra ello se ven reducidos los efectos de la COVID-19, si no existen vacunas, nuestra defensa está en protegernos.

De allí que el gobierno tomó la decisión de cuarentena general, lo que parecía dar un mensaje de esperanza; una mirada alentadora ante ligeros descensos frente a la enfermedad, al que damos la siguiente lectura: “queremos a los peruanos con vida, y no que sigan muriendo en camas UCI”, es lo que colegimos, aunque esto no se dijo: la respuesta fue negativa y el reporte de casos es duro.

Según el Ministerio de Salud (MINSA) “hasta las 00:00 horas del sábado 3 de abril, 13 357 personas permanecían hospitalizados con COVID-19, de los cuales, 2373 se encontraban internados en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con ventilación mecánica, según el reporte del Minsa, 294 ciudadanos dejaron de existir en las últimas 24 horas, elevándose a 52, 625 los casos”

De acuerdo a especialistas de Sinafed “el promedio de 783 decesos diarios de marzo supera a los reportados en los meses anteriores: en febrero hubo en promedio 612 muertos por COVID-19 cada día (17.131 en el mes), mientras que en enero este número solo llegó a 294 (9.122 en los 31 días) Perú cerró marzo con una de las peores cifras de fallecimiento por efectos del coronavirus”

Como se sabe Sinadef, registra muertes confirmadas por coronavirus como de personas muertas con síntomas de COVID-19, “la pandemia deja a la fecha 140.006 fallecimientos, así lo revela los últimos reportes del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) cifra contrasta con el número oficial del MINSA, según el cual, los muertos son solo 52.161”.

En lo que va de la emergencia sanitaria en Perú, “el Minsa ha reportado 1 573 961 casos confirmados del COVID-19, de los cuales 1¨492, 052 personas fueron dadas de alta de un establecimiento de salud o cumplieron su período de aislamiento domiciliario”. Si bien las cifras van y vienen, lo cierto es que la única manera que debemos cuidarnos es asumiendo las medidas.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*